martes 24 de noviembre de 2020 - 12:00 AM

Un 150% crecieron en noviembre los casos de COVID-19 en el Socorro

Escuchar este artículo

Algo está pasando en el Socorro, en donde hasta los últimos días de octubre los casos de COVID-19 parecían tener un crecimiento controlado, llegando a 100 desde marzo pasado.

Sin embargo, en noviembre todo cambio y en los primeros 20 días, el número de contagios creció un 150% comparado con los siete meses anteriores, una cifra que tiene preocupados a todos, especialmente a los empresarios y comerciantes, desde donde se teme que conforme siga el aumento se puedan presentar de nuevo restricciones de funcionamiento.

Hasta el cierre de esta edición la capital comunera, según las cifras entregadas por la Secretaría de Salud, tenía un registro de 250 personas contagiadas en el municipio, de los que 5 permanecían en Unidad de Cuidados Intensivos, 62 aislados en sus casas y ninguno hospitalizado. En esta estadística aparecen también los 172 recuperados y los 11 fallecidos.

El panorama no es nada alentador, así lo reconocen las voceras de gremios como Fenalco, capítulo sur de Santander y la Cámara de Comercio de Bucaramanga, capítulo Socorro, desde donde entienden la gravedad de la realidad.

Elsa Beatriz Archila Ozuna, directora de la entidad cameral en el municipio, dijo que hay una sensación de incertidumbre muy grande por lo que pueda suceder, sobre todo porque se viene la temporada de fin de año.

“Todo el tejido empresarial ha sido muy cuidadoso en la implementación de los protocolos de bioseguridad”, dijo Archila Ozuna, para quien un cierre parcial o total de la economía podría generar un efecto muy negativo en una economía local que ya viene muy golpeada por toda la crisis económica.

La mayor preocupación de la directiva es que conforme crece el ritmo de contagios, también baje el interés de las familias nacionales y extranjeras por visitar la capital comunera en fin de año, días que son esperados por buena parte de los comerciantes que tienen sus esperanzas de recuperación en la temporada navideña.

María Alejandra Arrieta Quintero, directora encargada de Fenalco Sur de Santander, dijo que ante esta realidad se está preparando una campaña de sensibilización porque parece que algunas personas creen que el riesgo ya no está.

Abelardo León Galvis, presidente de las Juntas de Acción Comunal del Socorro, dijo que desde la asociación de líderes están muy intrigados por lo que está pasando, pero es evidente la falta de cultura de muchas miembros de la comunidad que no respetan las normas de cuidado existentes y la necesidad de pedir las autoridades ser más estrictos en hacer cumplir las normas y sancionar a los infractores como corresponde.

Las autoridades de salud no son ajenas al aumento de contagios y esto se ha debatido en los diferentes comités, dijo Pablo Cáceres, gerente del Hospital Manuela Beltrán del Socorro, que repitió una vez más la importancia de usar el tapabocas, mantener el distanciamiento y lavarse las manos constantemente.

“Nosotros al interior del hospital cumplimos con las normas y hay cosas que pasan fuera de la institución que no podemos controlar”, aseguró el Gerente, preocupado por el rejalamiento social. El funcionario fue claro también en explicar que este crecimiento no es único del municipio y se está presentando en diferentes poblaciones del país.

Entre la comunidad socorrana preocupa especialmente lo que sucede los fines de semana en y alrededor de San Victorino, en
donde se ven personas tomando y lo que parece ser recolectores de café que bajan desde las fincas.

Vanguardia consultó a la alcaldía del Socorro sobre esta situación y las diferentes preocupaciones de los sectores, pero no hubo una respuesta antes del cierre de esta edición.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad