domingo 17 de mayo de 2009 - 10:00 AM

Una escuela destechada y emergencia en Oiba

La ola invernal empezó a hacer mella en la provincia Comunera.

En el municipio de Hato se desentechó el palacio municipal, en Guadalupe se declaró la emergencia vial, y ahora es el turno para Oiba,  en donde tras un fuerte vendaval se desentechó una escuela rural y las vías ya están sufriendo las consecuencias. Así lo dio a conocer el alcalde del municipio de Oiba, Carlos Miguel Durán Rangel, quien aseguró que durante un fuerte aguacero que cayó la semana pasada, se desentecho uno de los salones de la escuela La Floresta, en la verdeja Bejuca.

Los 12 niños que reciben clase en la institución dejaron de asistir por dos días, antes de que arreglaran los techos.

El burgomaestre de la localidad agregó que la ola invernal también está empezando a afectar las vías veredales de San Vicente, La Peña y Peñuela,  en donde ya se iniciaron obras con maquinaria para evitar un mayor deterioro. 

Ante la situación, el mandatario declaró la emergencia vial con el fin de buscar recursos del orden departamental.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad