miércoles 31 de agosto de 2022 - 12:00 AM

UTS serán dueñas del antiguo hotel Tamacara

Con ocho votos a favor y cinco en contra, tras más de cinco horas de debate abierto a la participación de varios ciudadanos,el Concejo del Socorro le dio luz verde al proyecto.

El concejo del Socorro, en segundo debate, decidió autorizar a la alcaldesa Claudia Porras Rodríguez para ceder de forma gratuita el predio del antiguo hotel Tamacara a las Unidades Tecnológicas de Santander.

Durante la discusión, que duró más de cinco horas y terminó con ocho votos a favor y cinco en contra, participaron también varios ciudadanos. Diez de ellos se dirigieron a los concejales: cuatro para manifestar su apoyo a la iniciativa y seis que cuestionaron la falta de idoneidad del proyecto.

Aunque dentro del recinto todos los asistentes mostraron su aprobación para que la institución de educación superior empiece a funcionar en el municipio, se puso en duda la forma y la ausencia de estudios especializados que sustentaron el proyecto.

“Unidades sí, pero no así”, fue una de las frases que se escuchó por parte de los que pedían votar no al proyecto. Víctor Solano, líder de la comunidad que participó en la jornada, llamó la atención sobre los efectos que tiene regalar el patrimonio sobre la calificación financiera del municipio.

Solo uno de los dos predios que se aprobó ceder tendría un valor catastral de $3.812 millones.

Además, Solano recordó que el centro del municipio, en donde está ubicada la antigua infraestructura del hotel, tiene proyección de patrimonio histórico y sugirió, como lo hicieron otros, que la alcaldía cediera uno de los lotes que tiene a las UTS y así poder mantener y trabajar por recuperar el Tamacara.

Darwin Galvis, miembro del Colectivo Comunero, expresó que no están de acuerdo con regalar el Tamacara porque el proyecto no presenta estudios de mercado, de oferta académica ni de ningún tipo. Es decir, que se estaría entregando todo gratis sin saber qué tipo de oferta educativa a es la plateada ni que remodelación se haría a la infraestructura.

Algunos concejales confirmaron estas dudas y denunciaron presuntos vicios legales relacionados con la falta de credibilidad en los argumentos de los motivos del proyecto.

Jean Franco Badillo, concejal del Socorro, pidió a sus compañeros dar más tiempo a la discusión y entregarle al pueblo socorrano la facultad de decidir sobre el futuro del hotel, formulación que no trascendió.

Entre los argumentos para aprobar el proyecto el que más se repitió fue que durante años el hotel ha estado abandonado y la alcaldía no tiene entre sus funciones la de administrar bienes turísticos, como lo aseguró Jhon Walter Blanco, presidente de la corporación.

Entre las personas de la comunidad que llegaron para dar su opinión sobre el proyecto y funcionarios de la alcaldía quienes no dudaron en aplaudir para apoyar la propuesta, la gran ausente fue la alcaldesa, a quienes muchos extrañaron para dar el debate.

Afuera del recinto, hasta policía y ejército hubo.

Condiciones del proyecto

La enajenación gratuita incluye el predio del parqueadero y la infraestructura del Tamacara, a excepción de los seis locales comerciales que están en la zona exterior.

En el nuevo documento del Plan Básico de Ordenamiento Territorial, PBOT, la Alcaldía tendrá que modificar el uso de suelo para garantizar el funcionamiento de las unidades en el centro del municipio.

Entre los parámetros establecidos en el documento están que si en dos años las UTS no han empezado su oferta estudiantil en el municipio, el predio tendrá que ser regresado al Municipio. Además, el predio no podrá ser usado para un fin diferente a los servicios educativos.

Omar Lenguerke Pérez, rector de las UTS y quien estuvo en el debate, dijo que gracias a esos procesos de apoyo institucional se ha logrado hacer la ampliación de los servicios de la institución, resaltando los casos de Vélez y Barrancabermeja, en donde también les fueron cedidos predios públicos.

En medio de las críticas por la falta de estudios concretos sobre lo que hará la institución en el municipio, el directivo señaló que la aprobación de la oferta académica en el municipio tardará cerca de dos años y recordó que financieramente las UTS dependen de la Gobernación de Santander y que en el caso de la sede en Barranca se hizo un acuerdo con otras entidades como Ecopetrol y la Alcaldía.

Historia reciente del hotel

Desde 2011 el hotel fue administrado por un operador turístico y en 2018, ante la falta de pago del contrato, la Inspección de Policía Municipal lo recuperó y se lo entregó a la Administración municipal. Desde ese momento la principal pregunta fue ¿Qué hacer con ese hotel?

En ese momento, el alcalde Alfonso Lineros, según lo registró Vanguardia, manifestó que se requerirían por lo menos $2.000 millones para recuperar la infraestructura.

Porras, mandataria actual, desde el inicio de su administración manifestó su interés por recuperar el inmueble y para eso se planteó la posibilidad de entregar el hotel y el balneario de la Villa Olímpica a través de un contrato de Asociación Público Privada, iniciativa que no logró materializarse. La idea era que una de las cajas de compensación existentes en el departamento pudieran interesarse en estos dos escenarios.

Durante los últimos años, algunas de las 34 habitaciones del hotel son usadas como oficinas de la rama judicial.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad