domingo 08 de diciembre de 2019 - 12:00 AM

El sur de Santander produce 300 mil cargas de café especial

Existen tres tipos de café especial: exóticos, sostenibles y cafés sociales. En las provincias Guanentina, Comunera y Vélez, hay cerca de 10 mil productores certificados desde Aratoca hasta Puente Nacional.
Escuchar este artículo

Santander ha ido creciendo cuando se habla del tema cafetero. Tan solo en la región sur hay más de 23 mil hectáreas de cafés especiales, que han puesto el nombre del departamento en distintos escenarios como en el continente europeo. Vanguardia le cuenta qué es un café especial y precisamente qué lo hace tan particular y deseable en el paladar de los amantes de la bebida.

Pedro Gabriel Romero, coordinador del programa café especial del Comité de Cafeteros de Santander, explicó que no se trata de una planta o semillas diferentes; la diferencia está básicamente en su forma de producción.

“Podemos hablar de varios tipos: cafés sostenibles, aquellos que su producción no raya con el ambiente; cafés exóticos, que son de punto especial y tienen características en taza que los hacen únicos, como el café Toledo y el de la Sierra Nevada de Santa Marta; y uno más que tiene que ver con lo social, ahí están los cafés de asociaciones y grupos indígenas, por ejemplo”.

El experto señaló que en el caso de Santander se habla de cafés sostenibles y hay varias certificaciones dentro de esta categoría, en donde le apuntan a generar mayor cantidad de área certificada en cualquier tipo de café especial.

En la región sur de Santander, provincias Guanentina, Comunera y Vélez, hay cerca de 10 mil productores certificados desde Aratoca hasta Puente Nacional, con sello Rainforest, UTZ, Café Practices, Asociación de Pequeños Productores de Ocamonte y 4C.

Algunos de ellos suministran el producto para tiendas a nivel nacional e internacional como Starbucks.

De esos miles de productores se puede generar una producción de más de 300 mil cargas, con un potencial casi del ciento por ciento para exportación.

“Los finqueros tienen múltiples beneficios al trabajar con cafés especiales. Todo agricultor tiene derecho a asistencia técnica por parte del Comité, pero estos además tienen derecho a una contribución cafetera; también la Federación como agremiación paga la certificación en una modalidad grupal y pueden comercializar cupos, es decir, donde se hace el negocio se les da un sobre precio y reliquidación, si da lugar a ella”.

Para el coordinador del programa café especial del Comité, la cosecha de este 2019 ha estado muy bien, con un repunte de precio que ha hecho que los productores estén comercializando y vendiendo rápido su producto. Se estima que la recolección en planta termine entre el 15 y 20 de diciembre, y que la cosecha total culmine a mediados de enero.

“Este año ha pasado algo particular y es que la gente no ha guardado su café, por el contrario, lo ha vendido y esto es muy provechoso”.

En taza

Hablar del café en cultivo es una cosa, pero degustarlo en taza es otra muy diferente. Santander ha cruzado mares llegando a distintas partes del mundo, en donde expertos han halagado el valor de la bebida y han reconocido al departamento como un potencial destino en sus próximas visitas a Colombia.

Berlín, Alemania, fue escenario ‘World of Coffee 2019’. Allí expertos de todo el mundo, caficultores, tostadores, empresarios, dueños de negocios y otras personas vinculadas con el café llegaron a conocer la amplia variedad del fruto a nivel global.

El Clúster de Café de la Cámara de Comercio de Bucaramanga y la Cooperativa de Caficultores se unieron para presentar lo mejor de Santander: seleccionaron nueve de las mejores muestras y las llevaron a Berlín dispuestas al paladar de representantes de empresas muy grandes en catación.

Cristian Reyes, empresario, caficultor y creador de la marca Ruralia, participó y contó su experiencia: “Fue mejor de lo que esperábamos. Promocionar Santander como un origen a nivel mundial ha sido el mejor negocio. El departamento debe empezar a verse como una región de cafés de alta calidad y se logró el objetivo porque nuestro ‘stand’ era uno de los más visitados en la feria y nos dejó bien parados a los caficultores. Esperamos que a futuro desarrollemos muy buenos negocios”.

Reyes dijo que un café especial se caracteriza por sus atributos sensoriales, por su calidad y porque en todas las etapas del proceso del café, se tienen cuidados especiales, para que sus sabores intrínsecos lleguen al consumidor. Opinó que el café santandereano es reconocido por ser balanceado, por su buen cuerpo y porque tiene bastante dulce.

Advierte que el café especial es muy delicado. Tanto, que los empaques no traen fecha de vencimiento, sino fecha de fabricación. Explicó además que tostar el café es un momento clave porque de ahí la fragancia, el color y pos supuesto el sabor. Usted podría “destruir” su café en esta etapa o en la preparación sin siquiera suponerlo. Recuerde, todo cuenta.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad