viernes 28 de diciembre de 2018 - 12:01 AM

109 hectáreas de bosque protegidas por campesinos

El proyecto BanCO2 impulsado por la Electrificadora de Santander y la Corporación Autónoma Regional de Santander (CAS) propuso a familias de sectores rurales proteger el bosque natural y aprender a vivir en armonía con él.

A través de talleres, capacitaciones y un pago mensual por cuidar las áreas de bosque nativo dentro de sus parcelas, 21 familias recibieron apoyo económico para su desarrollo mientras trabajaron por la protección de la flora del municipio.

Como María Elvira Fonseca y su hijo, 21 familias de Encino, Charalá y Gámbita se beneficiaron desde 2015 gracias al cuidado del bosque que tenían en sus parcelas.

“El programa me sirvió mucho, además de asistir a los talleres y aprender a cuidar el bosque, arreglé mi casa e hice muchas cosas con el dinero que me daban. Ahora que se termina, con las herramientas que tenemos nuestra tarea es siempre proteger el terreno que tenemos”, comentó.

Gracias a este proyecto, en la vereda Normandía de Charalá, María Elvira y su hijo Ángel Miguel Hernández, cuidaron, cercaron y protegieron alrededor de cuatro hectáreas de bosque mientras recibían capacitaciones para el cuidado sustentable y un apoyo económico por $750.000 por participar del proyecto.

En este ciclo de la iniciativa BanCO2 llevado a cabo entre 2015 y 2018, 21 familias protegieron alrededor de 109 hectáreas en sus parcelas.

Sin embargo, el programa continúa con otros 36 hogares que se hacen cargo de 500 hectáreas de terreno hasta el 2020.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad