miércoles 17 de abril de 2019 - 12:00 AM

17 municipios de Santander afectados por el cierre de la Planta de Beneficio Animal en San Gil

Dando cumplimiento a la orden que había dictado el Juez 15 Administrativo de Bucaramanga, sellaron ayer la Planta de Beneficio Animal de San Gil. De este lugar se beneficiaban 17 municipios del departamento.

Ayer, dando cumplimiento a la orden que había dictado el Juez 15 Administrativo de Bucaramanga se selló la Planta de Beneficio Animal de San Gil. Con esta acción se vieron afectados los peseros, los empleados de la planta y los 17 municipios que se beneficiaban del servicio que se prestaba en las instalaciones.“Las 100 personas que trabajabamos en el sacrificio de las reses, los cerdos, la limpieza y el transporte nos quedamos sin empleo y ahora no sabemos qué vamos hacer”, mencionó Saulo Castro Cardenas, transportador. El joven señaló que esperan a que desde la Administración se les proponga algunas soluciones.

Los peseros también se vieron afectados. Priscila Silva, vendedora de productos cárnicos de San Gil, manifestó que la carne que les suministraron les alcanzará como máximo hasta hoy.

“Para no dejar a la capital turística de Santander sin este producto durante Semana Santa algunos peseros contratamos servicios con el municipio de Oiba”. La expendedora de carne de res manifestó que esta acción les implicará subir el precio de este producto. “El incremento se deberá a que nos va a tocar pagar entre 80 y 90 mil pesos más, debido a que se requieren dos transportes para traerla”.

La administradora del matadero de Oiba, Tatiana Blanco, manifestó que están dispuestos a prestar el servicio a otros municipios que lo requieran. “Por el momento hemos recibido solicitudes de varios peseros de Charalá, Socorro y San Gil”. Para brindar este servicio adicional, en la planta se encuentran trabajando por turnos.

Opciones

En la socialización del plan de contingencia que se hizo hace unos días ante el cierre que se avecinaba, se planteó la posibilidad de traer los productos cárnicos de alguna de las 17 plantas de beneficio que están habilitadas en el país. La principal preocupación que se tiene con esta opción es el incremento de los costos para los trabajadores y para los consumidores.

Otra opción que se planteó es contar a largo plazo con una nueva Planta de Beneficio Animal que cumpla con todos los requerimientos que exige la ley. Sobre este punto cabe recordar que un inversionista privado se encuentra adelantando en este momento las licencias de construcción en la oficina de Planeación y el permiso de vertimientos en la Corporación Autónoma Regional de Santander, CAS, para la construcción de unas nuevas instalaciones. Cuando se aprueben las licencias, tomaría unos 10 o 12 meses el proceso de construcción.

Administración

Al cierre de esta edición no se obtuvo respuesta por parte de la Administración sobre las medidas que se van a implementar con el cierre.

Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad