sábado 10 de octubre de 2009 - 10:00 AM

A (H1N1) sí se llevó al Fiscal Carlos Toledo

Si al Fiscal Carlos Toledo Pinzón le hubiera sido aplicado el tratamiento contra el virus A (H1N1) (Tamiflú) durante alguna de las tres veces que acudió al servicio médico en el Hospital Regional de San Gil, seguramente el abogado de 43 años hoy seguiría con vida.

No obstante, Toledo Pinzón falleció el pasado 22 de septiembre a las 11:00 de la noche, luego de permanecer diez días en Cuidados Intensivos de una Clínica de Bucaramanga, a donde ingresó tras trasladarse allí por sus propios medios y no por ninguna remisión del Hospital de San Gil.

Las causas de su muerte, según lo confirmó ayer el propio Secretario de Salud Departamental, Luis Ernesto García, fue el virus A (H1N1).

Pese a que los resultados se conocieron un mes después de habérsele practicado la prueba en mención, hasta ayer ninguno de sus familiares había sido informado sobre el tema, aunque insistentemente habían acudido a la clínica en búsqueda de alguna respuesta.

Su madre, doña Julieta Pinzón de Toledo, quien hasta ayer creía que su hijo había fallecido de una neumonía 'mal tratada', sólo atinó a decir que 'lo que le pasó a Carlitos fue un descuido de los médicos'.

Es que como se recuerda, quien ocupará el cargo de Fiscal Primero Local en San Gil acudió la semana entre el 7 y 12 de septiembre, tres veces a consulta médica en el servicio de urgencias del Hospital Regional de San Gil.

Allí en primera instancia se le diagnóstico una laringitis. Luego una bronquitis. Los síntomas de tos, fiebre, vómito y dificultad respiratoria fueron tratados con acetaminofén y antibiótico, pero jamás ninguno de los tres galenos ordenó la aplicación del tratamiento Tamiflú al paciente Toledo Pinzón.

Esta redacción informó sobre dicha anomalía en su momento, pero la Secretaría de Salud municipal a cargo de Johana Rodríguez Oliveros, se limitó a señalar que se estaba generando un 'pánico' infundado.

Al respecto, ayer mismo el secretario de Salud Departamental le dijo a esta redacción que se iniciarán las respectivas investigaciones para determinar si 'de pronto hubo fallas en el proceso de atención' y si la autoridad de Salud municipal incurrió en negligencia.

Por el momento hizo claridad en que a los allegados con que tuvo contacto la nueva víctima fatal del A (H1N1) no se le practicará prueba alguna, a menos que alguno presente síntomas.

'Estamos enfocados es en reforzar la prestación de servicios en las instituciones de salud, pero necesitaríamos de un ejército para hacerle seguimiento a los casos positivos del virus', señaló el funcionario.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad