viernes 24 de abril de 2009 - 10:00 AM

Absuelta ex gerente de Bancolombia

Los hechos que motivaron la investigación se remontan a 2004, cuando la entonces gerente, acosada por las deudas que tenía, solicitó un préstamo por $164 millones a José del Carmen Muñoz Triana y Graciela Benítez, dinero que fue retirado de dicha entidad financiera bajo la promesa de un pago superior de intereses.

Y si bien durante los tres primeros meses Forero Jiménez canceló puntualmente los interese pactados, la deuda a la fecha sigue vigente.

Para el juez, su decisión se basó en que 'no existió o no probó uno de los elementos estructurales de la conducta típica de estafa: el despliegue por parte de Adriana Forero de artificios o engaños para inducir en error a sus víctimas'.

Acogiendo lo señalado por el Ministerio Público durante la audiencia de juicio oral, 'las víctimas no pueden catalogarse como personas ingenuas inexpertas en este tipo de actividades', toda vez que José del Carmen Muñoz es un reconocido prestamista de la región, quien jamás acudió a la oficina de Instrumentos Públicos para verificar si la deudora tenía o no bienes inmuebles para respaldar el citado préstamo.

Además, consideró el juez, 'Muñoz podía inferir que si estaba prestando esa suma considerable de dinero era porque (Adriana Forero) estaba atravesando por una crisis económica que no podía cancelar con el solo salario de gerente'.

Finalmente, el juez consideró que 'difícilmente puede afirmarse que la procesada haya obrado con dolo, porque sus comportamientos externos indican lo contrario', toda vez que '… no hubiera cancelado como lo hizo, en tres oportunidades los intereses pactados por el préstamo'.

La historia del préstamo

Para el 2004 Adriana Forero, quien se desempeñaba como gerente del Banco de Colombia, le solicitó en préstamo a los esposos José del Carmen Muñoz y Graciela Benítez una considerable suma de dinero que estos tenían depositados en dicha entidad en certificados de ahorro a término fijo.

La pareja accedió a realizar el retiro, luego que la ex gerente de la entidad les ofreciera el pago de un interés mayor al que le pagaba en esa fecha el banco que ella misma gerenciaba.

La deudora entregó como garantía tres letras de cambio en las que firmaron como codeudores su padre Roberto Forero, y su tía Priscila Forero.

Adriana Forero canceló puntualmente en tres oportunidades los intereses pactados, los cuales cesaron bajo el argumento de que no había sido resuelto un proceso en el Consejo de Estado, mediante el cual al parecer la ex funcionaria recibiría varios millones con los cuales podría cancelar la deuda.

Inquietos por el incumplimiento, los acreedores formularon la respectiva denuncia penal en febrero de 2006, luego que constataran a través de la oficina de Instrumentos Públicos que los codeudores no aparecían como poseedores de ningún bien y que la procesada solo aparecía con un inmueble afectado por doble hipoteca. 

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad