sábado 14 de septiembre de 2019 - 12:00 AM

Acciones para la prevención del suicidio en San Gil

La cohesión familiar, la escucha activa y el trabajo conjunto de las instituciones son fundamentales para la prevención del suicidio en el municipio. Este año se han presentado 16 intentos de suicidio en la zona.
Escuchar este artículo

En la capital turística de Santander se han presentado 16 intentos de suicidio en lo corrido del año. Los más afectados, según indicó la Secretaria de Salud local, son los jóvenes entre los 15 y 25 años de edad. “Es preocupante (...) los chicos no están teniendo herramientas para afrontar las situaciones que se presentan en el día a día”, señaló Margarita Lucía Vega Robertos, subsecretaría de salud.

Entre los factores desencadenantes de los intentos de suicidio en Santander se encuentran los conflictos con la pareja y los problemas económicos. También los inconvenientes laborales y la muerte de un familiar. Vega Robertos destacó que en el municipio a esta lista de desencadenantes se añade la falta de cohesión familiar. “Debemos fortalecer desde la familia, tanto las herramientas como la construcción del mismo ser. Esto para poder tener personas psicológicamente más estables”.

Desde el Plan de Intervenciones Colectivas, PIC, de la zona, se viene desarrollando desde el año anterior el programa ‘Familias Fuertes’ que apunta a que “los chicos tengan una familia cohesionada que les permita tener herramientas para atender las situaciones que se les presenten”, mencionó la funcionaria de la subsecretaría de salud. En 2018 se trabajó este programa con 28 familias, que pertenecían a dos instituciones educativas diferentes lugares del municipio. Este año se viene adelantando con otras más.

Acciones

Marcela Galeano, profesional especializada del Ministerio de Salud y Protección Social, mencionó que en el tema de prevención del suicidio es vital el entrenamiento del personal de salud y los docentes. Asimismo que se eduque a la población respecto a este flagelo que se presenta en la sociedad.

La charla y escucha activa es otra de las acciones que se puede llevar a cabo para brindar apoyo a las personas y disminuir sus niveles de ansiedad. “Es importante que la gente se sienta comprendida, que no haya prejuicios, ni juzgamientos por su condición económica, raza, entre otros factores durante la charla”, destacó Galeano. Asimismo, señaló que para prevenir el suicidio es importante que todas las fuerzas vivas de la sociedad, como el Instiuto Colombiano de Bienestar Familiar, Icbf, los gobernantes, las entidades prestadoras de salud y las universidades se unan para llevar cabo acciones de manera conjunta. “Todos ellos ayudan en la prevención de la conducta”.

Seguimiento

En el municipio se notificaron 29 intentos de suicidio en 2017 y 27 intentos en 2018. El método más utilizado fue la intoxicación por medicamentos y por insecticidas. Mario Alberto Chaparro, del grupo de epidemiología y demografía de la Secretaría de Salud de Santander, destacó que desde hace cuatro años se le viene haciendo seguimiento a los intentos de suicidio en el departamento. De igual forma destacó que existen varios municipios de la provincia de Guanentá que tienen una incidencia bastante alta de intentos de suicidio como San Gil, Mogotes, Valle de San José y Charalá.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad