sábado 21 de noviembre de 2020 - 12:00 AM

Acuasan quiere manejar el alumbrado público de San Gil

De ser autorizado el documento en el Concejo de San Gil, Acuasan recibiría el recaudo por este concepto y se encargaría de los procesos de mantenimiento y renovación de todo lo concerniente al alumbrado público del municipio.
Escuchar este artículo

Ampliar la razón social de Acuasan para que la empresa de acueducto, aseo y alcantarillado de San Gil se haga cargo del alumbrado público del municipio es el objetivo del proyecto 029 que inició su paso por el Concejo de San Gil.

Los corporados del municipio se reunieron ayer en sesión con el gerente de la empresa Luis Francisco Ruiz Cediel, quien resaltó la iniciativa como parte del proceso de crecimiento de la empresa.

Uno de los objetivos principales de este proyecto en fortalecer la empresa de servicios públicos del municipio, aumentando la facturación y la capacidad operativa.

“En este proyecto de fortalecimiento que fue aprobado por la junta directiva y lo que pedimos es la ampliación del objeto social (...) También estaba incluida la plaza de mercado y al final tuvimos que excluirla”, aseguró Hermes Ortiz Rodríguez, alcalde de San Gil y quien trabajó esta propuesta como una de sus promesas de campaña.

Actualmente el recaudo y manejo del alumbrado público está cargo de la empresa Electrificadora de Santander, ESSA, que vence en 2022.

De ser autorizado el documento en el Concejo de San Gil, Acuasan recibiría el recaudo por este concepto y se encargaría de los procesos de mantenimiento y renovación de todo lo concerniente alumbrado público del municipio.

Según las cuentas de la Secretaría de Hacienda de San Gil, mensualmente el recaudo por este concepto es de $240 millones aproximadamente, unos $2.900 millones anuales.

Uno de los retos de la entidad sería la transformación a luces led. Sobre este tema, Ortiz, dijo que de las 4.800 luminarias que tiene aproximadamente el municipio, todavía hay 3.800 en mercurio.

Para asumir este reto la empresa tendría que contratar en 2022 un estudio técnico-financiero que le permita conocer como se daría la operación y si es posible reducir el cobro del 18% que hoy se hace de alumbrado público.

Las dudas

Una de las principales incógnitas que genera el proyecto es que este no sea un paso hacia la privatización de la empresa, algo de que de tajo negó el primer mandatario de los sangileños.

En uno de sus parágrafos el documento aprueba hasta un 30% de inversión privada. Ortiz dijo que esto fue aprobado por la junta directiva de la empresa y precisamente esta la garantía de mantener el control. “Esto no es privatizar Acuasan es fortalecerla. Si pensáramos en privatizarla no hubiésemos aprobado el pliego de condiciones laborales del sindicato”, afirmó el alcalde de los sangileños.

Fabián Aguillón, concejal de San Gil, miembro del partido alternativo de coalición Todos Somos San Gil, indicó que se tiene que evaluar muy bien la propuesta, porque aunque fortalecer Acuasan es una muy buena iniciativa, el proyecto podría traer riesgos muy altos en temas de fragmentación y pérdida de control en la empresa.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad