viernes 11 de septiembre de 2020 - 12:00 AM

Alcaldía pide paciencia a vendedores ambulantes en San Gil

En el parque principal de San Gil la informalidad ha vuelto poco a poco, con algunos lustradores, artesanos y vendedores de tintos, que se hacen en la periferia del mismo, aprovechando el espacio.
Escuchar este artículo

Los puestos de comida nocturnos en el parque Santander y los vendedores ambulantes que históricamente han estado ubicados en el parque La Libertad de San Gil deberán esperar por lo menos una semana más para volver a instalarse en el espacio público.

En el parque principal de San Gil la informalidad ha vuelto poco a poco, con algunos lustradores, artesanos y vendedores de tintos, que se hacen en la periferia del mismo, aprovechando el espacio.

Sin embargo, dentro del mismo, nadie puede ubicarse. El parque sigue por ahora cerrado para ellos. La Secretaría de Gobierno de San Gil indicó que ya recibió un protocolo y una solicitud formal de parte de la Asociación de Vendedores Ambulantes de San Gil, integrada por más de 20 comerciantes callejeros.

Juan Castillo Sandoval, Asociación de Vendedores por el municipio de San Gil, dijo que la situación económica es muy difícil, por eso todos se están comprometiendo a cumplir con las normas de bioseguridad con tal de que los dejen trabajar.

“Somos vendedores estacionarios, que llevamos décadas ubicados en el parque y en otros sitios del municipio”, dijo el vocero, refiriéndose a los compañeros que laboran con sus puestos en el Malecón de San Gil, el parque La Plazuela y del Cementerio.

Las determinaciones

Las decisiones sobre el regreso de estas personas a sus lugares de trabajo se tomarán la próxima semana y por eso “les estamos pidiendo un poco de paciencia”, explicó Yaneth Patricia Pinzón Ayala, secretaria de Gobierno de San Gil, encargada de coordinar.

Lo que busca la alcaldía con la asociación y las personas que venden comidas en el Parque Santander es que acuerden trabajar el 50% de los negocios por día.

Castillo dijo que desde la asociación ya los usuarios de comprometieron a respetar esta proposición, por lo que en el Parque la Libertad, que es el de mayor concentración quedarían diariamente cerca de 10 vendedores por día.

Lo importante, indicó el representante de los vendedores, es que todos cumplan con el proceso y que las autoridades hagan controles para evitar el aumento de los vendedores itinerantes que desde antes de la pandemia estaba creciendo.

La secretaria de Gobierno dijo que la idea es coordinar con ellos aunque oficialmente la administración no puede firmar ningún permiso de trabajo en espacio público. “Esta es una problemática a la que no se le ha prestó atención en las administraciones anteriores (...) Son personas que llevan muchos años en estos lugares y reubicarlos en este momento es difícil”, aseguró Pinzón.

Castillo recordó que tienen una tutela que obliga a la Alcaldía de San Gil a reubicarlos, que en la administración anterior perdieron cerca de dos años en trámites que no terminaron en nada.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad