jueves 08 de abril de 2021 - 12:00 AM

Cancha El Jovito resultó ser privada y pone proyecto en duda

La iniciativa en la que se buscaría una inversión cercana a los $4.000 millones por parte del Ministerio del Deporte permanece estancada debido a la falta de terrenos.
Escuchar este artículo

La construcción de un estadio de fútbol en San Gil, proyecto que estaría ligado al desarrollo del nuevo patinódromo en el sector El Jovito, no tiene un futuro garantizado.

La iniciativa en la que se buscaría una inversión cercana a los $4.000 millones por parte del Ministerio del Deporte permanece estancada debido a la falta de terrenos.

En la planeación se había propuesto usar los terrenos donde hoy funciona justamente una cancha de esta naturaleza y que presuntamente estaba ubicada en terrenos pertenecientes a la alcaldía de San Gil.

En el proceso de elaboración del proyecto para presentarlo ante el ente nacional, un levantamiento topográfico permitió identificar que solo el 30% de la vieja cancha está ubicada en terrenos oficiales y el 70% son propiedad privada, contó Armando Villar Rodríguez, director del Instituto de Recreación y Deportes de San Gil, entidad encargada de gestionar la propuesta.

En las últimas semanas los sangileños vieron con asombro como el tradicional escenario deportivo fue atravesado por una cerca. El directivo señaló que la demarcación del terreno la hizo la familia propietaria, teniendo todo el derecho para desarrollar dicha acción porque es su propiedad y ahora lo hacen porque necesitan el terreno.

La pregunta que deja sobre la mesa este tema es por qué la alcaldía de San Gil invirtió en 2013 más de $22 millones en la preparación de un terreno e instalación de una cancha de fútbol en un lugar que ahora se dio a conocer que era privado.

Tres opciones

En este nuevo panorama, el Inder de San Gil busca un nuevo escenario que permita el desarrollo del proyecto. La primera opción es evaluar si el terreno donde hoy funciona el antiguo patinódromo - también en El Jovito - serviría para levantar la cancha con gradería, baños, encerramiento y todas las obras previstas.

La ventaja ahí es que el espacio es propio pero se tendría que evaluar si demoler el escenario actual sería viable a nivel financiero, dijo Villar.

La segunda alternativa es pedir la cesión de una hectárea de terreno a la Gobernación de Santander de los predios del antiguo Hotel Bella Isla, cuyas zonas verdes permanecen abandonadas. Desde el Inder municipal ya se hizo una solicitud formal al ente departamental para que sea evaluada.

La última opción sería aplicar el proyecto al tradicional Estadio del Colegio Nacional San José de Guanentá. Esta alternativa necesitaría de la firma de un convenio con la institución en donde se le entregaría el escenario deportivo en comodato a al instituto de deportes por varios años, “10 o 15” años, según explicó Villar.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad