viernes 30 de julio de 2021 - 12:00 AM

Cañón del río Mogoticos enfrenta a gobernador y alcalde de Mogotes

Grupos de protección ambiental de la región coinciden en que hubo errores de procedimiento por parte de la alcaldía de Mogotes y el concejo, los que se pudieron haber evitado.
Escuchar este artículo

El argumento de la extralimitación de funciones por parte del Concejo de Mogotes y que no se cumpliera con las condiciones legales requeridas determinaron la demanda de invalidez del acuerdo municipal 005 que Mauricio Aguilar, gobernador de Santander, interpuso ante el Tribunal Administrativo de Santander, apartándose de la iniciativa del alcalde de Mogotes, Edgar Higinio Rueda Triana.

Mediante dicho acuerdo, la administración municipal declaró el Cañón del Río Mogoticos como zona de protección especial e interés público, con lo que se buscaría evitar la construcción de una Pequeña Central Hidroeléctrica, PCH, en la zona. De acuerdo a las razones expuestas en la denuncia, se habrían cometido varios errores en el proceso.

El primero de ellos es que una declaratoria de esta naturaleza no la podría hacer el concejo a través de un proyecto de acuerdo presentado por la alcaldía para su estudio, como sucedió y se aprobó con una votación de seis a favor y cinco en contra el 31 de mayo pasado.

Según lo expuesto por el ente departamental, tal procedimiento solo lo puede hacer la primera autoridad del municipio a través de un decreto y para eso el alcalde requiere que el concejo le dé unas facultades especiales especificadas al detalle.

Así mismo, desde la Gobernación de Santander se entiende que el bien en cuestión es público y no uno privado que esté atentando contra intereses generales, por lo que no procede la declaratoria de ‘interés público’.

Otro argumento expuesto por Aguilar en la demanda es que en la sustentación del proyecto de acuerdo no se evidencia que el cañón del Río Mogoticos tenga una declaratoria especial de protección ambiental o arqueológica de las entidades e instituciones nacionales dispuestas por el estado para estos procesos.

Otras formas de protección

Grupos de protección ambiental de la región coinciden en que hubo errores de procedimiento por parte de la alcaldía de Mogotes y el concejo, errores que se pudieron haber evitado dado que para proteger el cañón del río Mogoticos de un proyecto como la PCH no se necesita un proyecto de acuerdo como el demandado.

María Esperanza Rodríguez Ávila, directora de nodo para la protección del río Fonce de la Fundación Santander por Naturaleza y vinculada desde un comienzo al proceso mogotano, explicó que lo primero que se debe hacer es solicitar una declaratoria especial de protección a entidades nacionales en materia ambiental y en el tema arqueológico al Instituto Colombiano de Antropología e Historia, ICAH. “Eso lo podemos hacer desde la comunidad”, aseguró.

Rodríguez dijo además que incluir en un acuerdo de protección el término ‘de interés público’ es un gran riesgo, porque terminan los gobernantes con la autoridad para negociar los bienes públicos con particulares, que en la mayoría de los casos terminan siendo los amigos. Proyectos como la PCH tienen impulsos políticos y por eso la mejor forma de proteger los bienes culturales y ambientales es desde la comunidad, aclaró la líder social.

Justamente, fue este concepto el que llevó a Rodolfo Díaz, presidente del Concejo del municipio, a no votar a favor del proyecto, porque desde el asesoramiento buscado, se le indicó que este se podría prestar para otro tipo de manejos.

Díaz aseguró que está en contra de la construcción de la PCH, al igual que la mayoría de la población.

‘Actuaron de buena fe’

Al ser consultado sobre el acuerdo y su aprobación, Gerardo Sierra Argüello, uno de los concejales que dio su voto favorable, aseguró que actuaron de “buena fe” y antes del proceso se reunieron con el alcalde - que es abogado - y este les aseguró que no se estaba cometiendo ninguna irregularidad.

Sin embargo, según lo explicado por el representante del partido Conservador, no hubo un asesoramiento legal extra.

Desanimado por lo sucedido, Sierra dijo que están a la espera de la decisión judicial, evaluando lo sucedido y buscando alternativas para proteger el Cañón del río Mogoticos.

El alcalde Rueda Triana reconoció que la zona delimitada en el acuerdo no tiene una declaratoria de protección nacional, solo una en el plan de ordenamiento local incluida en 2003.

También a la expectativa de la finalización legal del proceso, el alcalde afirmó que con su equipo están buscando nuevas alternativas administrativas y legales para impedir el desarrollo de proyectos como la PCH en el cañón.

¿En qué va la pequeña hidroeléctrica?

La construcción de una Pequeña Central Hidroeléctrica, PCH, en zona rural de Mogotes, aprovechando el caudal del río Mogoticos, no tiene un camino fácil.

El proyecto, que aún no recibe un aval por parte de la Corporación Autónoma de Santander, CAS, tuvo el 24 de abril de este año uno de sus principales inconvenientes cuando la comunidad impidió una visita de funcionarios de la CAS como parte del proceso de licenciamiento ambiental.

En 2018 el proyecto inició su trámite en la CAS y ahora mismo está en fase evaluativa.

El jueves de esta semana, durante la mañana, voceros de la comunidad y miembros del proceso asistieron a una reunión en la corporación para recibir aclaración sobre el proceso.

“Por ahora solo hay una solicitud y se han requerido estudios y diseños de detalle a los promotores del proyecto para luego socializar con las comunidades por solicitud nuestra. Una vez ocurra esto se revisará si procede o no y dentro de las competencias que nos asiste como autoridad ambiental se definirá si cumple o no los requerimientos para que sean estudiados por equipo técnico, social y ambiental. Ahí se decidirá si aplica o no aplica para otorgamiento de licencia”, explicó Alexcevith Acosta, director general de la corporación ambiental.

La activista ambiental manifestó que uno de los principales problemas del proyecto es que no se ha efectuado la socialización con la comunidad que requiere una propuesta de esta naturaleza y no se está siendo claro con el impacto ambiental que traería, para los mogotanos y los sangileños, porque el río Mogoticos desemboca en el río Fonce y cualquier cambio en el afluente afectará a todos.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete

Etiquetas

Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad