jueves 15 de abril de 2021 - 12:00 AM

Circuito de seguridad de San Gil tendrá trece cámaras

La inversión garantiza el mantenimiento de los equipos durante dos años, lo que significa que por lo menos hasta 2023 el funcionamiento de la red.
Escuchar este artículo

Más de seis años han pasado desde que las cámaras de vigilancia y seguridad de San Gil se convirtieron en un adorno. La puesta en funcionamiento del circuito de vigilancia que en su momento contó con 17 puntos, fue durante los últimos años una la principales peticiones de la ciudadanía a las autoridades locales.

En los próximos meses, según lo establecido por la alcaldía del municipio, la población volverá a contar con un circuito de vigilancia unido a un Centro de Monitoreo de Seguridad Ciudadana.

El proceso en fase de contratación tendrá un costo de $300 millones. Con estos recursos se busca reparar o sustituir 13 cámaras y la instalación del centro de vigilancia en el Comando del primer Distrito de Policía de San Gil.

Hermes Ortiz Rodríguez, alcalde de San Gil, indicó que la inversión se hace con recursos propios y con ella se espera fortalecer el sistema de seguridad ciudadana del municipio, unidos a otras cámaras de seguridad que funcionan en algunos barrios por gestiones de las juntas de acción comunal.

La entrada en funcionamiento de nuevo del sistema de vigilancia se dará después de que la oficina de Telemática de la Policía Nacional verifique el funcionamiento de las mismas.

La inversión además garantiza el mantenimiento de los equipos durante dos años, lo que significa que por lo menos hasta 2023 el funcionamiento de la red de vigilancia seguirá funcionando.

Mayor control

Las cámaras, algunas de ellos de 360 grados, permitirán a las autoridades tener un mayor control de las calles. El capitán Gustavo Escobar, comandante del primer distrito de Policía en el municipio, explicó que la vigilancia desde el centro de monitoreo garantizará una mejor operatividad.

Entre las ventajas que debería ofrecer el nuevo sistema estaría el de poder prevenir algunos sucesos, reducir el tiempo de respuesta e identificar más fácilmente a las personas que infrinjan la ley.

Ortiz aseguró que los equipos serán de gran ayuda para combatir crímenes como hurtos o las riñas, eventos que deterioran la percepción de seguridad del municipio.

“Necesitamos generar seguridad para que nuestros ciudadanos y visitantes se sientan tranquilos”, señaló Ortiz.

Fortalecer el sistema

Desde la alcaldía y la Policía Nacional entienden que 13 cámaras son insuficientes. Ortiz dijo que se seguirá trabajando para lograr instalar más equipos porque San Gil sigue creciendo y las exigencias en materia de seguridad ciudadana serán mayores.

En este sentido, el mandatario explicó que una de las tareas será fortalecer la iluminación en algunas zonas, porque de nada sirven las cámaras si las calles no están bien iluminadas. Ese será uno de los primeros retos que tendría que asumir la empresa de servicios públicos de San Gil, que en 2023 asumirá el control del alumbrado público con la presión de llenar las vías urbanas con luces LED.

La alcaldía, contó su vocero, también estaría preparando un proyecto para el fortalecimiento de la infraestructura del Comando de Policía, con la instalación de barrotes para evitar fugas y la intervención de las celdas.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad