viernes 15 de octubre de 2021 - 12:00 AM

Colegio San Carlos espera estrenar infraestructura en 2022

La obra, con un costo de $2.276 millones, proyecta la construcción de siete aulas de clase, una de informática, una batería de baños, así como el estudio y diseño de la cocina y el comedor estudiantil.
Escuchar este artículo

El avance cercano al 30% del proyecto de reposición de infraestructura del Colegio San Carlos de San Gil ilusiona a la comunidad educativa de este plantel que espera contar con los nuevos salones para el 2022.

Tal como estaba previsto y después de cumplir con el proceso de diseño, la obra de reposición de infraestructura de parte de la institución inició formalmente en julio pasado.

La obra, con un costo de $2.276 millones, proyecta la construcción de siete aulas de clase, una de informática, una batería de baños, así como el estudio y diseño de la cocina y el comedor estudiantil. La inversión se hace gracias a un convenio entre alcaldía de San Gil, Ministerio de Educación, Gobernación de Santander y Findeter.

Tras el reciente informe entregado por la Secretaría de Control Urbano e Infraestructura en donde se habló del avance, Claudia Patricia Almonacid, rectora de la institución educativa, resaltó el buen trabajo que se viene realizando en el lugar, estando un poco por delante del cronograma estipulado.

La construcción de las aulas y demás espacios es fundamental para la institución porque reemplazará cerca del 40% de la planta física cerrada por las fallas estructurales generadas por filtraciones de agua e inestabilidad del terreno causadas en la ola invernal de 2018.

La vocera del colegio San Carlos explicó que por la falta de espacio han tenido que generar un modelo de alternancia especial para los estudiantes de secundaria, dividiéndolos en dos grupos, que se alternan cada dos semanas, con un límite de 16 alumnos por salón al que todavía no se llega.

Actualmente el colegio tiene 1.154 alumnos, 424 de ellos de secundaria que es donde se presentan las limitantes para la asistencia y por lo que desde la institución esperan contar con la nueva infraestructura en febrero del próximo año, pensando en una presencialidad completa.

Los salones son construidos en lo que el colegio conocía como la zona destinada a parqueaderos y que nunca se usó, figurando en el mapa como zona de encuentros en caso de alguna emergencia.

Almonacid indicó que la urgencia por la obra es más evidente porque la escuela San Martín, que hasta antes de la pandemia era usada como sitio de clase alterno para estudiantes de secundaria, ahora en el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad no cumplió las revisiones oficiales debido a fallas en la infraestructura por problemas de ventilación, agua y agrietamiento de algunos muros. Con el agravante de que dicho predio está a nombre de la Junta de Acción Comunal y las autoridades no pueden invertirle recursos.

Además, la directiva recordó que están buscando recursos para la construcción de la cocina y el comedor infantil, necesarios para la implementación de la jornada completa.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete

Etiquetas

Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad