jueves 20 de abril de 2023 - 12:00 AM

Comienza el trámite de ‘hoja de ruta’ de San Gil para las próximas décadas

Con la presentación del proyecto a la Corporación Autónoma Regional, CAS, se inicia también la socialización de su contenido con distintos sectores de la comunidad.
Compartir

La alcaldía de San Gil radicó ayer ante la Corporación Autónoma de Santander, CAS, el proyecto del nuevo Plan Básico de Ordenamiento Territorial, PBOT, iniciando así casi que una carrera contra el tiempo en la aprobación del documento que espera tener firmado antes de finalizar la primera mitad del año.

El de la corporación ambiental es el primer paso en la hoja de ruta que deberá terminar en el Concejo Municipal. Alexis Tibaduiza, secretario de Control Urbano e Infraestructura, dijo que en la CAS el tiempo estipulado es de 45 días, pero espera tener la verificación de los conceptos ambientales mucho antes, debido a que en el último año se han realizado contantes reuniones en la elaboración de la propuesta.

El proyecto también iniciará hoy un proceso de socialización con diferentes sectores de la comunidad y luego de recibir la aprobación de la CAS, se presentará ante el Consejo Consultivo de Planeación Municipal, para ahí ser presentado en el Concejo Municipal.

La meta de la administración es presentar el proyecto ante el Concejo Municipal para las sesiones ordinarias de mayo, aunque se tiene contemplado citar a sesiones extraordinarias si es necesario, explicó el funcionario.

Julián Vargas, concejal del municipio, explicó que un proyecto como el PBOT por su importancia necesitará por lo menos 12 sesiones, que dado los tiempos de estudios necesarios sumarían seguramente más de un mes.

Para el edil, dentro de la corporación se tiene que evaluar además la posibilidad o necesidad de citar a un cabildo abierto como parte del proceso, dada la importancia que tiene aprobar la carta de navegación del municipio para las próximas décadas.

Al estar en un año electoral, Vargas considera que el análisis del texto será mucho más detallado y se tendrá mayor rigor, especialmente de parte de quienes van a aspirar nuevamente en las elecciones de octubre.

Hermes Ortiz Rodríguez, alcalde de San Gil, ha manifestado que gran parte de los problemas que enfrenta el municipio se deben a la falta de planeación en el desarrollo y al incumplimiento de las normas establecidas en el documento vigente que se aprobó en 2003.

Según se anticipó, el crecimiento urbanístico de San Gil tendrá que hacerse hacia las veredas Volador y El Cucharo, primordialmente. Ahí se cumplen varias condiciones, entre ellas la posibilidad de garantizar los servicios públicos (especialmente de agua por gravedad).

Así mismo, se tiene como objetivo proteger los cerros y el río Fonce, al igual que las diferentes fuentes hídricas.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad