viernes 23 de agosto de 2019 - 12:00 AM

Comunidad se capacitó sobre riesgos eléctricos y distancias de seguridad

Habitantes de los barrios Mochuelo, Luis Carlos Galán y otros sectores aledaños del municipio de San Gil participaron en una capacitación sobre riesgos eléctricos y distancias de seguridad de las líneas de electricidad.

Robinson Anaya Acosta, profesional de mantenimiento de líneas de la Electrificadora de Santander, Essa, destacó que la comunidad de estos barrios debe conservar una distancia de 7.5 metros a lado y lado de la línea de 115 kilovoltios que viene desde Piedecuesta y que suministra el servicio de energía al municipio. Asimismo señaló que se debe evitar sembrar árboles y acercar las construcciones a la zona servidumbre de esta línea principal. Esto para que no se generen accidentes entre la comunidad.

Las personas se formaron también respecto a las acciones y los comportamientos cotidianos que se pueden eludir para que no se ocasionen electrocuciones. Utilizar el télefono mientras está cargando, es por ejemplo, una de las acciones que se pueden evitar.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad