miércoles 04 de febrero de 2009 - 10:00 AM

Condenado por peculado ex almacenista de la Alcaldía de San Gil

La Sala Penal del Tribunal Superior de San Gil condenó a 48 meses de prisión y al pago de una multa de $8 millones a Héctor Mauricio Gómez Castañeda, ex almacenista de la Alcaldía de San Gil, como responsable del delito de peculado por apropiación.

La decisión fue tomada luego que se determinara revocar la sentencia absolutoria proferida el 14 de octubre del año pasado, por parte del Juzgado Segundo Penal de San Gil, a favor del procesado.

Los hechos por los cuales Gómez Castañeda fue condenado se remontan a marzo de 2003, cuando en su calidad de almacenista dispuso de una motoniveladora, marca Caterpillar, modelo 1937, color amarillo, la cual pertenecía a San Gil, para donarla al señor Augusto Rangel Gamboa.

La apelación en contra del fallo de primera instancia tuvo vocación de prosperidad toda vez que si bien durante el proceso no se pudo establecer la procedencia del bien ni ningún documento que acreditara como propietario al municipio de San Gil, sí se allegaron testimonios indicativos que demostraron que tal elemento si pertenecía a la Administración municipal.

Fe de ello lo dieron en su momento los denunciantes Salomón Carreño Galvis, Pedro Nel Rodríguez y Édgar Gutiérrez Paredes, quienes afirmaron que la máquina era utilizada por la Administración Municipal para el arreglo vial de sus 32 veredas.

Especial importancia para la Sala fue la versión  rendida por Gregorio Muñoz Velandia, operario de la máquina en cuestión durante tres administraciones, quien aseguró haberla entregado en buen estado, luego de los mantenimientos encomendados.

Así mismo el ex alcalde de San Gil, Bernardo Gómez Silva, dijo que durante su mandato la maquinaria ya se encontraba a su disposición y aunque acepta que no hubo documento alguno que acreditara su origen, refiere que era de conocimiento público que la motoniveladora era un bien estatal.

En tal sentido, estas pruebas fueron consideradas por la Sala como 'irrefutables' para establecer que había una motoniveladora a cargo de la Administración Municipal y que la uso durante un tiempo considerable.

Lo anterior sumado al hecho de que ninguna persona presentó algún tipo de reclamo sobre su propiedad, permite deducir que la máquina en cuestión pertenecía al municipio de San Gil.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad