viernes 09 de enero de 2009 - 10:00 AM

Declarada la emergencia sanitaria en Barichara

El consumo desproporcional de agua en el municipio de Barichara por cuenta del auge de turistas, sumado a la época de verano, obligó a la Administración de Barichara a decretar la emergencia sanitaria en esa población de la provincia de Guanentá.

Mediante decreto 089 del pasado 5 de enero, el alcalde Israel Agón Pérez no sólo ordena el racionamiento del preciado líquido, sino que además restringe el uso del mismo para satisfacer exclusivamente las necesidades básicas de la población 'patiamarilla'.

Silvia Cadena, gerente de la empresa de servicios públicos de Barichara, explicó que la poca capacidad de la planta de tratamiento, la cual data de hace 28 años, no es suficiente para garantizar los 114 mil litros diarios que en este momento demanda la ciudadanía.

'En este momento la capacidad instalada es de 38 mil litros diarios para un consumo en época normal de 30.000 litros al día. No obstante debido a la precariedad de la planta hoy se requieren de nueve horas para que una vez se acabe el agua, vuelva a ser tratada completamente, razón por la cual es necesario restringir el suministro del mismo'.

En ese orden de ideas, hoy los habitantes de Barichara tienen racionamiento de agua entre las 7:30 a.m. y las 12:30 p.m., así como de 2:30 p.m. a 7:00 p.m.
La situación más grave la enfrenta el corregimiento de Guane en donde el líquido llega únicamente dos horas en la noche, motivo por el cual en coordinación con el alcalde de San Gil, Ricardo Durán Barrera, a través del Cuerpo de Bomberos se facilita el suministro con carrotanque.

Si bien se estima que la emergencia se supere el próximo lunes cuando finalice la alta temporada turística, el decreto advierte que quienes desperdicien el agua en actividades distintas al consumo humano, serán sancionados con multas entre uno y cinco salarios mínimos legales mensuales.

Otro acueducto, la solución

El alcalde Israel Agón Pérez se desplazó ayer a Bucaramanga para buscar el apoyo del Gobierno Departamental en la solución a la emergencia sanitaria que afronta el municipio de Barichara.

Lo anterior si se tiene en cuenta que ya está radicado en la Gobernación el proyecto para la construcción de una nueva planta de tratamiento, con una capacidad de 50.000 litros de agua diarios.

La obra, estimada en $500 millones se suma al propósito del mandatario de liderar la construcción de nuevo acueducto desde la vereda Chibirití, en el municipio de Galán, el cual surtiría además del preciado líquido a Cabrera y Villanueva.

Dicho proyecto se estima en $1.000 millones y será presentado ante el Plan Departamental de aguas.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad