miércoles 14 de abril de 2021 - 12:00 AM

Difícil panorama en San Gil para el modelo de alternancia

Hay dos puntos claros en este tema. El primero es que mientras se esté sintiendo la tercera ola de contagios de COVID-19 nadie está dispuesto a regresar a las clases presenciales.
Escuchar este artículo

A la espera de la citación por parte del Comité de Alternancia Educativa municipal, los colegios públicos de San Gil aún no saben si regresan o no a las aulas.

Hay dos puntos claros en este tema. El primero es que mientras se esté sintiendo la tercera ola de contagios de COVID-19 nadie está dispuesto a regresar a las clases presenciales.

El segundo es que aunque existe la disposición desde la comunidad estudiantil de implementar el modelo de alternancia, esto no se hará hasta que las condiciones de bioseguridad estén garantizadas y eso parece estar lejos, según la información suministrada por los rectores.

La citación al Comité de Alternancia se hará para la próxima semana, comentó Hermes Ortiz Rodríguez, alcalde de San Gil.

El grupo se reunirá después de tres meses y el análisis que deberá hacer es cómo avanza el nivel de contagio en el municipio, teniendo en cuenta el impacto generado por la Semana Santa en el marco del aumento de casos evidenciado en todo el país, destacó el mandatario.

Aunque la expectativa de la Secretaría de Educación de Santander es que la mayoría de los colegios del departamento tengan a estudiantes en los salones de clase al finalizar abril, esta orden parece que no se podrá seguir en el municipio.

“La situación es la misma, no ha cambiado nada”, dijo Ingrid Ballesteros, representante de la Federación Nacional de Educadores, Fecode, en la provincia Guanentá.

“El consejo directivo de cada institución debe decidir si se entra en alternancia y para esto todos los protocolos establecidos por el Ministerio de Salud tienen que cumplirse. Luego cada colegio debe enviar los protocolos al Comité de Alternancia y hasta ahora no se ha recibido ninguno”, contó la representante sindical, alertando sobre las dificultades que enfrentan las instituciones educativas.

En el Colegio Nacional San José de Guanentá, por ejemplo, el 75% de la planta docente está inhabilitada para volver a clases en medio de la pandemia debido a la edad y las comorbilidades, aseguró José Antonio Ballesteros, rector de la institución.

Desde el colegio San Carlos, la rectora Claudia Patricia Almonacid Durán, se pregunta cuál es el personal de servicios generales que se va a encargar de la limpieza o quién va a responde por todos los insumos diarios de bioseguridad que necesitaría la institución.

Las mismas preguntas se las hacen todos los rectores, que por estos días adelantan reuniones con los padres de familia para conocer qué piensan.

El rector del Guanentá ya sostuvo los primeros encuentros y la mayoría de padres sigue prefiriendo no mandar a los menores a clases. En el San Carlos una encuesta desarrollada en febrero pasado arrojó que el 68% de los papás no enviaría a los estudiantes a las aulas hasta que no haya garantías.

Desde Fecode se le pide a los padres de familia pensar muy bien antes de firmar el consentimiento enviado desde el Gobierno Nacional para el modelo de alternancia. “Ahí los padres de familia están liberando de cualquier responsabilidad a la gobernación, alcaldías o instituciones. También están renunciando a la posibilidad de iniciar un proceso judicial”, dijo Ballesteros.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad