miércoles 22 de abril de 2009 - 10:00 AM

Diputados evaluarán políticas turísticas

Un reglamento en seguridad para operadores de deporte extremo, la entrega del hotel Bella Isla a una cadena internacional y la sesión de la Casona del antiguo colegio San José de Guanentá a la Alcaldía, serán los temas que hoy defenderá el secretario de Cultura y Turismo de San Gil, Fernando Gómez Márquez, ante la Asamblea de Santander.

Respecto al primer punto, el funcionario indicó que se presentará un proyecto de ordenanza para que se regule la práctica de deporte de aventura en Santander. Se busca ofrecer productos de calidad y con todas las garantías de seguridad.

'Si bien el municipio expidió el decreto 105 de 2008 sobre la práctica de canotaje, lo que se pretende es dictar reglas complementarias a la Ley 300 y 1101 para aplicarlas en el departamento. La idea es decirle a los operadores que deben someterse a condiciones técnicas específicas que no las contempla la Ley sino de forma genérica', explicó Gómez Márquez.

Respecto a la sesión del hotel Bella Isla, contrato que no fue prorrogado por el departamento a una firma privada, el Secretario de Cultura y Turismo dijo que tal y como lo ha manifestado el gobernador, Horacio Serpa, se planteará la venta a una cadena hotelera de índole internacional.

Cabe recordar que en las últimas semanas a dicho hotel no sólo le fue clausurada una de sus piscinas por falta de mantenimiento, sino que personal de saneamiento ambiental de la Secretaría de Salud Departamental tuvo a bien el decomiso de varios elementos como colchones, por encontrarse en mal estado.

El tercer punto a tratar hoy en la Asamblea será el referente a la entrega de las instalaciones de la antigua Casona de San Gil, inmueble que a la fecha está en manos del departamento.

'Buscamos la sesión de la propiedad por parte del departamento y no a través de la figura de comodato planteada en un inicio', concluyó el funcionario.

El caso del Bella Isla

En octubre del año pasado la Gobernación de Santander no renovó el contrato de arrendamiento del hotel Bella Isla a la firma Proyectos y Construcciones S.A., tras detectarse una deuda por parte del arrendatario de $1.265 millones.

Y si bien el operador considera que ha cumplido el contrato, desde ese entonces comenzó el proceso de restitución del inmueble, el cual podría tardar varios meses más.

Lo cierto del asunto es que tras diez años del arriendo del hotel Bella Isla, el departamento ni siquiera ha recuperado la inversión que hizo en la compra del bien, ya que mientras pagó $1.404 millones, ha recibido $632 millones por concepto de arriendo.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad