domingo 16 de enero de 2022 - 12:00 AM

Economía de San Gil debe soportar la inflación

A pesar de las dificultades y retos que plantean el
contexto nacional y mundial, Edgar Alonso Vera Castellanos , economista y magíster en Ciencias Públicas, cree que a la economía sangileña le espera un buen año.

El 2022, como cada año nuevo, llegó cargado de añoranzas, sueños, esperanza, metas, fe o como cada quien le quiera llamar a esos propósitos. Pero más allá de los planes, las lentejas en los bolsillos, los ‘pantis’ amarillos o cualquier ritual para atraer la prosperidad, es decir, el dinero, las familias deben tener en cuenta factores determinantes para la economía nacional y, por supuesto, la regional, como la inflación.

A pesar de las dificultades y retos que plantean el contexto nacional y mundial, Edgar Alonso Vera Castellanos, economista docente de Unisangil, cree que a la economía de las familias sangileñas les espera un buen año, porque a pesar del aumento del costo vida planteado en el país por el comportamiento del Índice de Precios al Consumidor, IPC, la dinámica regional alcanzará para sostener los empleos y así la capacidad de los hogares por mantener sus gastos, por lo menos los básicos.

Vera reconoce que en materia de inflación el 2022 será muy difícil, tal como lo aseguran las principales analistas nacionales, quienes vaticinan una tasa de crecimiento por encima del 3%, la meta establecida por el Gobierno Nacional.

Al respecto, el Banco de la República (Banrep) específica que además de incertidumbre el índice estará por el 3,6%. A ellos se suma el grupo de analistas del BBVA, quienes le apuntaron a un 3,8% y los expertos de Corficolombiana que en sus estimaciones aproximan la cifra al 5%, advirtiendo que el Banrep tendrá que aumentar de forma acelerada las tasas de intervención.

En este panorama el analista destacó que el comportamiento del agro, la construcción y el turismo (principales generadores de ingresos en el municipio) van a estar muy relacionadas con el comportamiento de la pandemia a causa del COVID-19, el proceso de vacunación y lo que suceda a nivel mundial con los mercados mundiales que vienen teniendo gran injerencia en el costo de las importaciones, así como la devaluación del peso frente al dólar.

Vera dejó claro que a pesar del buen dinamismo en turistas visto en la reciente temporada de vacaciones, la industria turística local y regional puede enfrentar retos para atraer visitantes debido al mayor costo de vida en el país, por lo que tendrían que implementar estrategias para captar visitantes.

Oscar Ardila, empresario del sector hotelero, mantiene la fe intacta en que el 2022 será un buen año, aunque tiene claro que en materia de competitividad San Gil y la provincia Guanentá tienen falencias de conectividad aérea y terrestre comparado con otros destinos como el Eje Cafetero, Antioquia o la Costa Atlántica, regiones hasta donde sí llegaron las inversiones de vías 4G y hay aeropuertos en funcionamiento.

El dilema de los empresarios en este segmento estarán en ofrecer precios competitivos sin afectar la calidad de los servicios.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete

Etiquetas

Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad