viernes 14 de mayo de 2021 - 12:00 AM

Empresas afectadas por el paro piden al Gobierno negociar y solucionar

La parálisis vial en las rutas del occidente, suroccidente y el centro del país tienen a las unidades productivas trabajando a mitad de capacidad, con productos de entrega represados y sin materia prima esencial para su funcionamiento.
Escuchar este artículo

Los efectos colaterales del paro nacional que se adelanta en el país los están sintiendo las empresas productoras de la región, desde donde se le pide al Gobierno Nacional escuchar y sentarse a negociar los puntos exigidos por la población.

La parálisis vial en las rutas del occidente, suroccidente y el centro del país tienen a las unidades productivas trabajando a mitad de capacidad, con productos de entrega represados y sin materia prima esencial para su funcionamiento.

Una de las afectaciones más notorias la sufre la tradicional empresa sangileña Coohilados del Fonce que ayer no pudo cumplir con una exportación de seis toneladas de cordeles y sogas en Costa Rica, a un cliente que había costado mucho conseguir y que será muy difícil mantener, con todo lo que eso representa para las proyecciones de la compañía, contó Willman Arias, gerente de la empresa.

En las bodegas de Coohilados hay 60 toneladas (93.000 sacos) de productos sin despachar hacía Antioquia, Cundinamarca, Tolima, Huila y Caldas usados en la cosecha cafetera, especialmente para el grano que va al exterior.

Lo más grave es que con la no llegada de emulgentes, repuestos y demás productos requeridos para la producción, la planta trabaja a un 40% y esto obligó al despido de 100 personas, una acción que lamentó Arias por todo el impacto que esto representa para las familias y la economía sangileña.

Arias pide que haya una negociación del Gobierno con las personas que se están manifestando, que se levanten los bloqueos de las vías y, mientras esto sucede, se genere un espacio que permita el paso de la mercancía.

Ladrilleras, a media máquina

La posición es compartida por Antonio Ramírez, gerente y representante legal de la Ladrillera Versalles, quien opina que el “Gobierno tienen que sentarse a escuchar al pueblo”.

La ladrillera tuvo que bajar el nivel de producción porque no puede sacar los productos para entregarlo a los clientes y tampoco tiene el carbón ni el ACPM indispensables para que la maquinaria funcione a un ritmo normal. En la misma situación están las cerca de seis ladrilleras de la región, aseguró Edgar Lesmez Rodríguez, presidente de la junta directiva de Fenalco, capítulo sur de Santander.

El incumplimiento de los tiempos de entrega tiene un efecto muy fuerte sobre los flujos económicos de las empresas que ven como las metas de ingresos no se cumplen y con esto se afecta la estabilidad económica de las pocas unidades productivas que sobreviven en la región.

Parálisis en industria del bocadillo

La situación se repite en la provincia veleña. Allí la industria productora del bocadillo podría entrar en receso el próximo lunes si no llega el azúcar necesaria para el proceso de transformación.

Desde el pasado lunes hay 25% de las fábricas paralizadas y el 100% (89 fábricas) dejarían de funcionar el próximos lunes, mandando 1.500 trabajadores para las casas, si no hay una solución, aseguró Paola Pineda Suárez, representante de la Federación de Empresarios de la cadena productiva del Bocadillo, Fedeveleños.

De azúcar las empresa no tenían producto guardado porque este empezó a subir de precio en marzo pasado, lo que explica el rápido desabastecimiento.

Desde esta agremiación los empresarios y productores de guayaba a quienes se les perdería la cosecha, también le solicitan al Gobierno Nacional dar soluciones y para eso, se debe sentar a negociar.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad