martes 05 de diciembre de 2023 - 8:10 AM

En Aratoca 55 familias rurales dejaron de vivir en la oscuridad

Licuar, lavar ropa o ver televisión son algunas de esas actividades, que, hasta la instalación del posta, el transformador y la conexión de la red eléctrica, se hacían, pero en la casa un familiar hasta donde se tenían que desplazar diariamente para, literalmente, colgarse de la luz.
Compartir

En las montañas del cañón del Chicamocha la familia de don Hiladio Bohórquez Ariza estaba acostumbrada a vivir en la penumbra.

Hasta hace un mes, cuando por primera vez llegó la luz a su casa, era poco lo que se podía hacer. Licuar, lavar ropa o ver televisión son algunas de esas actividades, que, hasta la instalación del posta, el transformador y la conexión eléctrica, se hacían, pero en la casa un familiar hasta donde se tenían que desplazar diariamente para, literalmente, colgarse dela luz.

Puede leer: En Bucaramanga, se buscan personas que quieran aprender a cuidar a los ancianos

El televisor llegó hace unas semanas, en las noches ya no se tienen que mover alumbrados por una vela o linterna y, una de las cosas más importantes, su nevera puede almacenar los alimentos sin temor a que se dañen por el intenso calor que los acompaña.

Bohórquez lleva tres años viviendo en la vereda San Pedro, en el sector Brisas del Chicamocha, zona rural de Aratoca. Desde su casa se divisa la majestuosidad del cañón y en ella también se evidencian las dificultades económicas que pasan algunas familias que habitan en las zonas rurales del país.

En este caso en particular, a la falta de energía que ya fue subsanada, se suman otras como la carencia de acceso a agua potable y una carretera destapada de la que por el viento solo se levanta polvo cuando pasan los carros.

Entérese: Inició el desalojo de más de 600 personas del asentamiento humano Villa María en Barrancabermeja

“Mi hija ahora puede hacer sus tareas en las noches sin una vela”, dijo este hombre quien vive con su esposa y pequeña hija.

Bohórquez llevaba desde que llegó a este lugar a vivir en su humilde casa levantada con latas, madera, ladrillos y plásticos, pidiendo que le conectaran la electricidad. El sueño se le cumplió con un proyecto de la Gobernación de Santander, adelantado desde la Secretaría de Infraestructura de Santander.

Familias beneficiarias

La de Bohórquez es una de las 55 familias que en las zonas montañosas de Aratoca se vieron beneficiadas del proyecto de electrificación rural adelantado por el ente departamental.

Lea también: Solo hay un punto autorizado para la venta de pólvora en Barrancabermeja

Mauricio Aguilar, primera autoridad del departamento, dijo que con esta iniciativa en todo el territorio santanderano se ha logrado llevar el servicio de electricidad a más de 1.600 familias, con una inversión que supera los $2.500 millones.

El mandatario dijo que esta clase de inversiones generan un alto impacto social y son las que verdaderamente les cambian a las familias.

Jaime René Rodríguez, secretario de Infraestructura departamental, recordó que este programa es financiado totalmente por la gobernación y los usuarios ni las alcaldías deben poner algún recurso. Eso sí, a través de los censos y la información suministrada por las administraciones municipales se seleccionan los usuarios finales.

Además: Metrolínea explica qué ocurrió en contrato con Metro Cali S.A. para el recaudo

En el caso de las provincias del sur de Santander, algunos de los municipios beneficiarios fueron Coromoro, Charalá, Encino, Oiba, Guadalupe y La Paz.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad