martes 21 de septiembre de 2021 - 10:20 AM

Estudiantes de Curití protestaron tras ser suspendido el servicio de transporte escolar para zona rural

Son cerca de 400 los estudiantes del colegio Eduardo Camacho Gamba de Curití que viven en la ruralidad y ahora se ven afectados tras quedarse sin transporte por falta de comunicación con la alcaldía, que afirma no cumplieron con requisitos de trámite administrativo.
Escuchar este artículo

La administración del municipio dio por terminada la operación del transporte este lunes tras no recibir ninguna solicitud por parte de los padres de familia para mantener el servicio, a pesar de que se les dio un plazo de dos semanas para ello, indicó la secretaria Administrativa y de Gobierno del municipio, Viki Pereira.

Este martes los jóvenes tuvieron que acercarse al colegio por sus propios medios en acompañamiento de sus padres tras la suspensión del servicio.

Además, en reunión con el Consejo Directivo y autoridades locales se tomó la decisión de dar plazo por esta semana para hacer la respectiva recolección de documentos para reestablecer el servicio, por lo que por ahora retornarán a clases virtuales.

Para María Valentina Gómez, representante de la institución, es un gran problema ante la desigualdad en el acceso a internet que tienen algunos menores que viven en zona rural. Además, porque la conectividad del colegio no es la mejor para que los docentes dicten sus clases de forma adecuada.

El rector del colegio, José Luis Pereira, presentó la situación en redes sociales por medio de un video.

Allí indicó que este lunes se llevaron la sorpresa de dicha suspensión, cuando no tenían conocimiento de tales requisitos. “Desde el 2 de agosto, cuando empezamos la presencialidad, debimos enterarnos de ello para llamar a los padres de familia y hacer los trámites”, agregó.

Por su parte, desde la Alcaldía de Curití se asegura que desde el 2019 los padres de familia y la comunidad educativa tenían conocimiento de dichos requisitos.

Sin embargo, desde el colegio se afirma que en las administraciones anteriores se encargaban de recopilar los documentos necesarios para adquirir el servicio, y la Institución solo hacía entrega del listado de estudiantes matriculados que requerían de este transporte.

Por esto aseguran que el asunto se trata de un problema de comunicación por lo que no hubo claridad del trámite a seguir.

Mediante acuerdo municipal y decreto municipal, se acordó otorgar subsidios a los estudiantes que cumplieran con los requerimientos como vivir a una distancia superior a los 400 metros del colegio, residir en el sector rural, firmar un acta de compromiso de cumplimiento académico y de aceptación del subsidio, presentar un certificado de la matrícula escolar, estar registrado en la estrategia de transporte escolar y contar con Sisben, se afirma desde la alcaldía.

“El llamado que se hace a la comunidad es que se acerquen a la administración municipal o a través de los canales institucionales como correo electrónico o teléfono para solicitar el subsidio”, indicó la secretaria.

Los padres de familia tienen plazo hasta este viernes para hacer entrega de los documentos. De esta manera el lunes se prestará nuevamente el servicio con total normalidad.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad