domingo 05 de diciembre de 2021 - 12:00 AM

Falta vacunar 1.800 niños contra la rubéola y sarampión

La fecha establecida para cerrar el proceso y cumplir con la meta es el 20 de diciembre, por lo que los próximos días serán fundamentales.
Escuchar este artículo

A vacunarse. Esa es la petición que desde la Subsecretaría de Salud de San Gil le hacen a los padres de familia para que lleven a los menores de 11 años para aplicarles las dosis de refuerzo o completar el plan de inmunización contra el sarampión y la rubéola.

El plan propuesto para este año implica la aplicación de las dosis a 8.105 menores de edad y a menos de 15 días de cerrar el proceso, quedan aún cerca de 1.800 menores por asistir.

Margarita Lucía Vega Roberto, subsecretaria de Salud del municipio, explicó que la fecha establecida para cerrar el proceso y cumplir con la meta es el 20 de diciembre, por lo que los próximos días serán fundamentales.

Hasta ahora se inmunizado cerca del 80% de la población prevista y de ahí la responsabilidad de los padres de familia. Vega Roberto indicó que ahora en vacaciones, se está pidiendo a los padres llevar a los menores de 11 años a los puntos de vacunación ubicados en el Centro de Especialistas del Hospital regional de San Gil, ubicado frente al parque Santander y las instalaciones de la Clínica Santa Cruz de la Loma.

Así mismo, durante estos últimos días, las autoridades tienen previsto continuar con las campañas de intensificación que iniciaron ya hace más de cuatro meses, con punto de atención viernes y sábado en zonas específicas, entre ellas frente a la alcaldía municipal.

“Cuando iniciamos las jornadas la cobertura era del 35%”, dijo Vega Roberto, que espera contar con el apoyo de los padres de familia en estos procesos, dada la importancia que tienen las vacunas para la salud de los niños y la salud pública del municipio.

Las campañas de atención extra se seguirán realizando viernes y sábado especialmente, buscando llegar al mayor número de población posible, explicó la funcionaria.

Los riesgos

Desde el inicio de la crisis migratoria las preocupaciones de que se presenten casos de sarampión y rubéola aumentaron en el país.

La subsecretaria de Salud del municipio indicó que al ser un municipio usado como corredor de tránsito, así como de residencia momentánea o fija de algunos migrantes, es necesario que todos se sumen a esta tarea para evitar casos de estas enfermedades que causan tanto malestar entre los menores.

La forma de evitar que esto es aplicar la dosis de refuerzo, hasta los niños que tengan “10 años, 11 meses y 29 días”, aseguró.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete

Etiquetas

Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad