miércoles 04 de noviembre de 2009 - 10:00 AM

Hay plata para saneamiento, pero faltan proyectos

Si bien el Plan Departamental de Aguas arrancará este año con recursos del orden del medio billón de pesos, paradójicamente son muy pocos los proyectos que a la fecha los alcaldes de turno han presentado para buscar su financiación.

Es más, de los 87 municipios de Santander, sólo 38 han firmado los convenios que les permitirá a cambio de pignorar parte de sus recursos del Sistema General de Participaciones, acceder a esta 'bolsa' de agua regional.

La advertencia la hizo ayer el Gobernador de los santandereanos, Horacio Serpa Uribe, quien arribó a San Gil para participar en el 'Encuentro de agua potable y saneamiento básico' que organizó el Secretariado de pastoral Social de la Diócesis de Socorro y San Gil, Sepas.

Sin desconocer que son muchas las necesidades que aún tienen los municipios para dicho sector, Serpa Uribe anunció que a partir de la segunda semana de noviembre se firmarán las primeras disposiciones para las primeras ejecuciones del Plan Departamental de Aguas.

De ahí que recordó a los alcaldes presentes en el evento que el plazo para firmar los acuerdos para la pignoración de parte de sus recursos municipales con miras a ingresar a dicho Plan, vence esta semana.

Eso sí, con franqueza el Gobernador advirtió que municipio que no ingrese al Plan, estará excluido de obtener recursos para impulsar proyectos relacionados con agua, acueductos y alcantarillados. Tampoco accederán a recursos del Departamento para ese sector.

'Es un Plan que puede producir resultados sin precedentes en la historia del país y aspiramos a que el aporte de la Nación, que a la fecha es de $27 mil millones, se incremente en los próximos años teniendo en cuenta el esfuerzo presupuestal que se hará a nivel departamental y municipal', dijo el Gobernador.

Finalmente, recordó a los asistentes que para atender algunas necesidades que no daban espera, el Departamento ya apropió recursos para algunos proyectos en materia de saneamiento básico, como lo fue en San Gil en donde se aportaron $3.700 millones para la construcción de una planta de agua potable alterna.

 

El objetivo del evento

El sacerdote Óscar Pérez, director de Sepas, señaló que el objetivo del evento realizado ayer era sensibilizar a los participantes sobre la responsabilidad que todos los actores tienen en el tema de saneamiento básico y agua potable como derecho fundamental para la vida.

'Si bien es cierto que tenemos una riqueza hidrográfica grande, también debemos aprovechar muy bien este recurso para el bienestar de la región, evitando que el agua se convierta en una mercancía inaccesible'.

Agregó que también se espera el apoyo de la parte asociativa y cooperativa para este sector, teniendo en cuenta experiencias exitosas que 'han mostrado que se puede hacer una distribución equitativa del uso del agua'.

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad