martes 18 de enero de 2022 - 12:00 AM

Hay recursos para

En el presupuesto aprobado para 2022 se dejó una asignación para cubrir las obras, que pueden rondar por los $500 millones aproximadamente,

El anunciado proyecto del nuevo patinódromo en la vereda El Jovito de San Gil le plantea a la administración municipal dar solución a otras dos problemáticas que llevan años en el sector.

Una de ellas es la intervención de la una antigua casona que en su momento habría sido propiedad del reconocido Conde Cuchicute, un bien patrimonial que se viene cayendo desde hace varios años.

La estructura, casi en ruinas, en 2021 presentó el colapso de varias partes del techo, poniendo en riesgo la integridad de Raúl Meneses y su familia, quienes han visto como pasa el tiempo sin que nadie se apropie de la edificación, la cual no cuenta con ningún servicio público y está llamada a ser un referente de turismo histórico del municipio.

Es justamente la casona la que le da el nombre al patinódromo que se construirá y en donde se invertirán cerca de $10.000 millones.

La última intervención de mejoramiento de la infraestructura la hizo en 2003 la Sociedad de Mejoras Públicas y desde ese momento, además de promesas, es poca y casi nula la inversión adelantada por las administraciones municipales.

La remodelación

Hermes Ortiz Rodríguez, alcalde de San Gil, dijo que aprovechando la intervención en el nuevo escenario deportivo ya tiene el presupuesto para la remodelación de la casona.

Según el mandatario, en el presupuesto aprobado para 2022 se dejó una asignación para cubrir las obras, que pueden rondar por los $500 millones aproximadamente, entendiendo que se trata de un bien con afectación patrimonial, por lo que al intervenirse no se pueden modificar las características del mismo.

Dicho proyecto estaría en fase de diseño y se entregaría en el corto plazo, aunque debe ser aprobado por la oficina de Patrimonio Nacional.

Con relación a la remodelación, la alcaldía también deberá buscar una alternativa de vivienda a los ocupantes de la casona.

Arreglo de vía

El otro reto es arreglar el ingreso al patinódromo, es decir la pavimentación o construcción de placas huellas en 1,5 kilómetros de vía de ingreso a la vereda. Al respecto, Ortiz reconoció lo importante de la obra y dijo que está buscando los recursos para esa intervención en entes departamentales y nacionales.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete

Etiquetas

Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad