viernes 28 de enero de 2022 - 12:00 AM

Hurto de tapas de alcantarilla siguió en 2022

En 2021 San Gil registró el hurto de 8 de estos objetos que a la empresa le cuestan cada una cerca de $500.000, un valor que se va incrementando.

Aprovechando la soledad de las calles durante las noches, los ladrones han tomado por costumbre en San Gil robarse las tapas de las alcantarillas y los contadores de agua domiciliarios. Aunque no es constante, estos fenómenos que se presentan cada cierto tiempo, generan inseguridad y pérdidas a la empresa de servicios públicos Acuasan y a los propietarios de las viviendas.

Hace pocos días, por ejemplo, en un sector residencial ubicado entre el Hospital Regional de San Gil y el Colegio Nuestra Señora de La Presentación, fueron hurtadas tres tapas de alcantarillas, cada una con un peso de 20 kilos aproximadamente.

No se sabe si lo hacen solos o acompañados, lo que si es claro es que se dan a la tarea y se toman el tiempo de sacarlas y llevárselas, contó Luis Francisco Ruiz Cediel, gerente de triple A, Acuasan.

En 2021 San Gil registró el hurto de 8 de estos objetos que a la empresa le cuestan cada una cerca de $500.000, un valor que se va incrementando. Esto cuando se trata de tapas en calles de poco tráfico, porque las más grandes ubicadas sobre las vías principales y que soportan tráfico pesado, tienen un valor promedio de $800.000 y un peso superior a los 30 kilos.

En el último caso, la Policía Nacional capturó a un hombre con algunos pedazos de las tapas y se procedió a instalar las denuncias, dijo Ruiz, explicando que las tapas son despedazadas para ser vendidas en sitios dedicados a la venta de chatarrerías.

Encontrar quien las compra no es fácil, precisó el directivo debido justamente a que los delincuentes las vuelven pedazos para poder hacer negocios con ellas.

El año pasado no se logró la recuperación de ninguna de las tapas ni de los contadores domiciliarios.

En lo concerniente a este último delito, en 2021 los delincuentes se llevaron 20 equipos aproximadamente.

Al respecto, el directivo recordó que cuando se trata de contadores domiciliarios las familias deben asumir los costos de la compra del equipo.

Con los contadores la dificultad de recuperarlos es mayor porque al parecer son desarmados para sacar el bronce que tienen en el interior, señaló el gerente de Acuasan.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete

Etiquetas

Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad