martes 11 de agosto de 2009 - 10:00 AM

'¡Vengan que hay que arreglar a este man!'

Epifanio Prada Blanco está hoy con vida, aunque acusado de ser el autor material del homicidio de Alexander Meneses Navarro.

Recluido en su casa en el barrio Provivienda, luego que su abogado de confianza, Milton Ruiz, lograra que el juez de garantías le otorgara el beneficio de la prisión domiciliaria, Epifanio Prada habló con esta redacción sobre los hechos que lo motivaron a propinarle cinco puñaladas el viernes anterior, a quien en vida era conocido como 'El Guajiro'.

Según el hombre de 38 años, esa tarde había llegado a la carrera 11, entre calles 14 y 15 de San Gil, para hacer entrega de una vitrina que un antiguo cliente le iba a comprar.

'Él me dijo que si se la dejaba en $40 mil y yo le dije: ¡bueno, listo! Pero usted gasta la cerveza marica'.

'En ese momento fue que el muerto se me acercó y me dijo: ¿qué es lo que dice, repita?... yo le dije que estaba hablando con otra persona y no con él, pero entonces ahí fue que me mandó la primera patada y una palmada en la cara'.

Agregó que Alexander Meneses se desplazaba a esa hora con José del Carmen Bayona y otro joven.

'¡Vengan que a este man hay que arreglarlo o matarlo! Les gritó el muerto a sus amigos… yo no sabía si gritar, correr, qué hacer, pero cuando vi que los otros dos se devolvieron, ahí si pensé que me tocaba morirme'.

Terciado sobre su cuerpo, Epifanio Prada aún mantenía el pequeño bolso en el cual guardaba la herramienta para el arreglo de su chatarra. Incluso un cuchillo con el cual minutos atrás había cortado las cintas con las cuales había amarrado la vitrina que se disponía a entregar.

'Él se me fue encima como un toro bravo, pero yo no saqué el cuchillo… me tiró otra patada y yo puse la mano y quedé todo adolorido en los dedos… ya quería salir corriendo pero del susto me quedé como paralizado y viendo que los otros ya venían'.

'Traté de correr, pero me enredé en la defensa de un carro y me fui encima del capó… ahí fue cuando el tipo se me subió por la espalda y me agarró del cuello de la camisa y no me soltaba… yo sólo pensaba que esa gente ya venía y sabe uno quiénes son… entonces como pude metí la mano y saque el cuchillo y empecé a defenderme'.

'Él seguía montado en mi espalada y nada que me soltaba… ya fue cuando vi que empezó a echar sangre y yo cogí con las dos manos y lo empujé y salí corriendo…'

'Los manes comenzaron a perseguirme y ya cuando llegué a la esquina del parque me encontré a la policía… yo les dije ¡defiéndanme que estos manes vienen a joderme! y ahí fue cuando les entregué el cuchillo'.

Alexander murió en el Hospital Regional de San Gil, luego que una de las cinco puñaladas le perforara un pulmón.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad