domingo 19 de septiembre de 2021 - 12:00 AM

Limitan paso de carros en el puente de la vía San Gil - Cabrera

Escuchar este artículo

Después de las quejas comunitarias y oficiales, y tras una visita técnica, la Secretaría de Infraestructura de la Gobernación de Santander decidió limitar el paso de vehículos pesados por el puente “Quebrada Seca”, ubicado en la vía que comunica a San Gil con Cabrera.

De acuerdo con el decreto 448 del pasado 12 de septiembre, los vehículos de carga cuyo peso, incluyendo la carga, superen las 18 toneladas deben buscar otro acceso.

La vía que normalmente es usada por los camiones de basura y la maquinaria pesada usada de la empresa Concay SA en la construcción de la Variante de San Gil, representaría justamente un inconveniente para estos últimos.

Hermes Ortiz Rodríguez, alcalde de San Gil, explicó que el impacto real se verá por ejemplo en que los dobletroques no podrán pasar con carga completa y podrían llevar solo el 50% de la misma.

La opción para Concay SA sería tomar un paso alterno a la altura del puente Bernardo Gómez Silva por la carrera primera, que debería arreglarse y cuya salida sale al sector de Los Medios, indicó el mandatario local.

Este sería un nuevo golpe para el proyecto que esta semana ya sufrió el informe de la veeduría de la Cámara de Comercio de Bucaramanga, en donde se denunció la falta de avance y de recursos financieros así como problemas para acceder a información.

Hay que recordar que la vía San Gil-Cabrera es paso obligado para llevar los desechos de la construcción a la escombrera municipal, y la basura a los dos rellenos sanitarios. El alcalde Ortiz dijo que los compactadores no alcanzan a llegar a las 18 toneladas.

La limitación sobre El Puente estaría hasta que se hagan las labores de reforzamiento y mejoras del puente con una extensión de 12 metros, con varias fallas en la carpeta y construido sobre tres vigas de concreto reforzado. Aún no está claro es como se va a controlar el peso de los vehículos porque se necesitaría de la instalación de una báscula.

Ortiz anotó que como parte de su responsabilidad haría controles con funcionarios del tránsito del municipio.

La situación del puente es uno de los muchos problemas de esta vía rural que lleva más de 50 años esperando por ser pavimentada.

En la actualidad los alcaldes de San Gil y Cabrera estarían trabajando de forma conjunta en este propósito, buscando el acompañamiento de la Gobernación de Santander.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete

Etiquetas

Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad