martes 22 de diciembre de 2009 - 10:00 AM

Muere joven por posible A (H1N1)

Una joven de 25 años podría convertirse en la segunda víctima fatal del virus A (H1N1) en San Gil.

La mujer falleció hace ocho días en el Hospital Universitario de Bucaramanga, luego de ser remitida directamente por el Hospital Regional de San Gil.

Ángelo José Niño Bello, gerente de esa institución de salud, dijo que la paciente fue atendida en tres oportunidades por los médicos de turno a través del servicio de urgencias en San Gil.

'Se aplicaron los protocolos tal y como están establecidos y se le inició el tratamiento oportuno con el Tamiflú y en el momento en que existía la indicación de remitirla a una institución de tercer nivel, así se hizo', explicó el directivo.

Aclaró eso sí que debieron pasar 24 horas antes de que finalmente se consiguiera que la paciente fuera aceptada por la Unidad de Cuidados Intensivos de la ciudad de Barrancabermeja en donde paradójicamente 'no fue recibida', ante lo cual fue necesario 'por el camino', tomar la decisión de llevarla al Universitario de Bucaramanga, en donde finalmente falleció.

El médico explicó que la mujer acudió al servicio de urgencias en San Gil con la sintomatología de una gripa normal: tos, fiebre, malestar general que se complico con dificultad respiratoria aguda que hizo tomar la decisión a los profesionales de su remisión.

'De ahí la necesidad de que la gente acuda al médico y no se autoformule para poder brindarle la atención médica de acuerdo a los protocolos que indican la pertinencia o de iniciar el tratamiento'.

Niño Bello aclaró que al interior de la institución ya se hizo una reunión con todo el personal médico que atendió el caso en mención y se determinó que el tratamiento recibido en el hospital Regional de San Gil 'fue oportuno'.

De todas formas, cabe anotar que será el Ministerio de la Protección Social el ente que a través de las pruebas realizadas a la víctima, determine si el deceso fue a causa del A (H1N1) o no.

 

Los confirmados

El primero de ellos fue en septiembre del presente año, cuando una mujer de 55 años contagiada del A (H1N1) recibió el tratamiento pertinente en el Hospital Regional de San Gil, lo que a la final le salvó la vida.

Otra fue la suerte del entonces fiscal Primero Local de San Gil, quien pese a presentar la sintomatología del mortal virus, jamás recibió el tratamiento estipulado para esta enfermedad en ninguna de las tres ocasiones que acudió al servicio de urgencias del Hospital Regional de San Gil. El hombre de 43 años, falleció el 22 de septiembre a las 11:00 de la noche luego de veinte días de batallar contra la muerte en la Unidad de Cuidados Intensivos de la Clínica Bucaramanga, a donde había sido internado tras trasladarse allí por sus propios medios.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad