martes 02 de julio de 2019 - 2:13 PM

Murió una llama en San Gil por aparente caso de maltrato animal

El animal falleció producto del delicado estado de salud en el que se encontraba.
Escuchar este artículo

Este lunes festivo, el comandante del Cuerpo de Bomberos de San Gil, Santander, Wilson Velásquez, recibió una llamada anónima que “reportaba a un animal cuadrúpedo que se encontraba abandonado en un potrero cercano al pueblo y que no podía moverse”.

Luego de que el Cuerpo de Bomberos observara la condición en la que estaba el animal, procedieron a reportar el caso a la Policía Ambiental del municipio. Se trataba de una llama.

“Al llegar al sitio, se encontraba la propietaria del animal, según las personas del vivero en donde estaba la llama, esta llevaba tres días y no se levantaba”, comenta el intendente Carlos Mancilla, coordinador del grupo de protección animal de la Policía.

Después de revisar al animal, y con el fin de ayudarlo, se decidió llevar a las instalaciones del Cuerpo de Bomberos para que fuera valorada y atendida de forma adecuada.

El encargado de esta labor, fue el médico veterinario Carlos Bonces, quien atendió el llamado del intendente Mancilla y pudo determinar cuál era el estado en el que se encontraba la llama.

“La encontramos postrada, con laceraciones en la piel, con un trauma en el ojo izquierdo bastante severo y unas condiciones de malnutrición bastantes notorias”, señala el médico veterinario.

Además, expresa que el animal tenía una luxación en las rodillas en un grado avanzado y por esta razón es que no podía levantarse. Sumado a esto, presentaba ´meteorismo ruminal’, que es una enfermedad que afecta a los rumiantes en donde no pueden eliminar la gran cantidad de gas que producen afectando órganos como el corazón y los pulmones.

Los intentos por ayudar al cuadrúpedo fueron muchos, sin embargo, debido al delicado estado en que se encontraba, estaba muy débil. En horas de la mañana de este martes, el animal entró en paro respiratorio y murió.

Según relata el intendente Mancilla, todavía no se puede definir si esto es un caso de maltrato animal, sin embargo, el reporte ya fue entregado a la Fiscalía para que inicien las investigaciones correspondientes.

“La esposa del propietario siempre ha estado ahí, nosotros tomamos los datos y pasamos el reporte a Fiscalía, ya ellos decidirán qué pasará con estas personas”, concluye.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad