jueves 24 de noviembre de 2022 - 12:00 AM

Niegan presentación de proyecto de hidroeléctrica en el Concejo de San Gil

Un nuevo traspié sufrió el proyecto de la Pequeña Central Hidroeléctrica del río Mogoticos, que cada día enfrenta mayor oposición ciudadana.

Ayer, en la sesión del Concejo de San Gil, el orden del día fue cambiado por votación mayoritaria y se prohibió la presentación de la propuesta por parte del ingeniero Luis Javier Mazo, representante de la empresa Hidroturbinas Delta, gestor de la iniciativa.

La razón de la negativa fue principalmente evitar ser usados como espacio de socialización oficial por parte de la empresa. Jaher Torrado, abogado y defensor de derechos humanos del Comité de Acción Jurídica Popular, explicó que la decisión del los concejales fue acertada en vista de lo que está pasando en el país con las corporaciones ambientales y la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales en los procesos de aprobación de licencias ambientales.

El especialista hizo referencia a la validación de los procesos de socialización que se hace en la actualidad, en donde cualquier reunión, me gusta, vistas en páginas de redes sociales e internet y llamadas, se estarían teniendo en cuenta.

“Lo que hizo el concejo fue modificar el orden del día dentro sus facultades legales, hasta tanto no consulten a la Procuraduría Agraria y Ambiental y hasta tanto no determinen realmente si van a ser instrumentalizados para presentar un acta de estas como parte de un proceso de socialización (...) Hay mucho temor de las personas porque dentro de los escenarios dispuestos no hay espacios para decir no”, puntualizó Torrado.

Durante la jornada, en donde sí pudieron participar los miembros de la comunidad y organizaciones sociales que se oponen a la iniciativa y que conforman el Comité para la Defensa del Río Mogoticos, quedó claro un mensaje y es exigirle a la Corporación Autónoma Ambiental, CAS, archivar o negar la licencia ambiental solicitada por Hidroturbinas Delta, la empresa antioqueña que lleva 17 años promoviendo las PCH en diferentes zonas del país, especialmente en Antioquia.

Gilberto Hernández Villalba, habitante de la vereda Cañaveral Bajo y presidente del comité, denunció una vez más los engaños y promesas bajo los que la empresa habría hecho la socialización de un proyecto que dejaría a 6,3 kilómetros del río con apenas 1,1 metros cúbicos de agua, porque el resto (más de 6,7 metros cúbicos) serían usados para producción de energía, lo que generaría una grave afectación a los ecosistemas en este trayecto.

Aunque el agua es regresado después al caudal, esta llegaría sin ningún tipo de propiedad que le sirva a la vida y los ecosistemas del río Fonce que es es el receptor del caudal, expresó Torrado.

Villalba indicó que la comunidad está dispuesta a bloquear vía, hacer protestas, todo lo necesario para evitar el desarrollo de la PCH.

A la espera de decisiones de la CAS

El gerente de Hidroturbinas Delta SA reconoció que el proyecto está enfrentando una oposición férrea, más alta que en cualquiera de las iniciativas que han desarrollado en otras zonas del país.

Mazo dijo que en este momento están intentando visitar algunas casas nuevamente de las zonas de desarrollo y negó que hubiesen hecho promesas o incurrido en actos fuera de la ley dentro del proceso de socialización surtido y presentado ante la CAS.

El empresario también dijo que es cierto que el proyecto genera algunos impactos ambientales pero que todos son mitigables o evitables y se ajusta a la normativa existente.

Mazo está dispuesto a segur esperando y haciendo trámites ante la CAS confiando en que la licencia al final será aprobado y si pasa lo contrario insistirán, a menos que el argumento sea muy difícil de contrarrestar.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.

Etiquetas

Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad