jueves 18 de febrero de 2021 - 12:00 AM

Nuevo Hospital de Barichara sigue sin poder estrenarse

En noviembre, luego de un largo proceso, se anunció que el Ministerio de Salud había aprobado un plan de dotación de equipos, elementos y muebles por $1.260 millones y solo quedaban algunas semanas para que se hicieran efectivos.
Escuchar este artículo

Sin camas, camillas, carros de medicamentos, monitores ni ningún elemento para la prestación de los servicios de salud permanece la nueva sede del Hospital San Juan de Dios de Barichara, hasta donde no ha llegado la plata y mucho menos la dotación necesaria para la entrada en funcionamiento de la institución de salud.

Construida con una inversión de $8.600 millones provenientes de la venta de Isagén – una de las empresas más importantes que tenía el Estado – la planta física fue terminada y entregada en octubre del año pasado al gerente de la institución, Luis Daniel Vergel.

En noviembre, luego de un largo proceso, se anunció que el Ministerio de Salud había aprobado un plan de dotación de equipos, elementos y muebles por $1.260 millones y solo quedaban algunas semanas para que los recursos y la compra de los insumos se hiciera efectiva.

Haciendo cálculos, previendo demoras y demás procesos, en la institución se estimaba que en enero estarían haciendo el traslado y en febrero los baricharas y sus visitantes podrían disfrutar de la nueva sede del Hospital San Juan de Dios. Eso nunca pasó.

La pregunta que se hace el gerente de la entidad, el alcalde, los concejales, los residentes y los comerciantes es ¿en dónde está la plata?

Vergel viajó ayer hasta Bogotá buscando respuestas, porque nadie se explica la razón de las demoras. “Nosotros estamos llamando a todas partes”, dijo el directivo, hablando de las gestiones que adelantan con el alcalde Alfonso Rodríguez.

La vieja sede

La urgencia en trasladarse es una sola: la vieja sede del hospital, donde hoy funciona la institución, se está cayendo y cada día los trabajadores de la salud y los usuarios están corriendo un riesgo muy grande.

“La sede vieja esta que se cae, todo está agrietado, todo está dañado, el techo se cae a pedazos”, dijo el gerente, preocupado por la situación.

“De qué nos sirve tener un hospital tan bonito si no hay dotación”, replicó Janeth Bueno Prada, presidenta del Concejo del municipio, desde donde se hace un llamado a la Gobernación de Santander y el Gobierno Nacional a solucionar este problema.

Los problemas en la infraestructura son evidentes, “si usted va a urgencias puede ver como las paredes están todas agrietadas”, contó la vocera de la corporación.

ojo con el turismo
La no entrada en funcionamiento de la nueva sede el Hospital Regional San Juan de Dios de Barichara también pone en riesgo la competitividad turística del municipio.
Para que un destino sea considerado de carácter internacional debe cumplir condiciones mínimas como acueducto, vías y hospital. “Si nosotros queremos competir y estar en el radar del mundo como destino esas variables de infraestructura tienen que ser idóneas”, dijo Sergio Morantes, presidente de la junta directiva de Probarichara.
“Si le pasa algo a un turista extranjero a donde lo vamos a llevar y quién lo va atender”, preguntó el líder gremial, haciendo referencia además a la necesidad de tener personal capacitado en idiomas como francés e inglés.
La presidenta del Concejo Municipal, Janeth Bueno Prada, se mostró muy preocupada por el riesgo que se tiene si le pasa algo a un turista ya sea nacional o extranjero.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad