sábado 22 de enero de 2022 - 12:00 AM

Otro alto a la variante por cesión de un terreno

Pedro López, secretario de Control Urbano e Infraestructura de San Gil, explicó que se trata de un lote que sería usado para desviar la vía entre San Gil y Cabrera.

La cesión de un zona verde del barrio Ciudad Blanca es el nuevo punto de discusión en el desarrollo del proyecto de la Variante de San Gil.

Tras una visita de la veeduría local a las obras y una reunión sostenida entre las autoridades locales, se concluyó que por ahora el terreno no será entregado a la empresa Concay SA.

Pedro López, secretario de Control Urbano e Infraestructura de San Gil, explicó que se trata de un lote que sería usado para desviar la vía entre San Gil y Cabrera. El cambio del trazado de la vía departamental obedecería a que uno de los pilotes del intercambiador de la variante se ubicaría sobre la vía actual.

López indicó que el lote que se está pidiendo es urbano, pegado a las viviendas del barrio y al ser modificada la ruta no respetaría la distancia mínima establecida.

La alcaldía enviaría entonces una solicitud al Instituto Nacional de Vías, Invías, responsable de la obra, y la Gobernación de Santander encargada de la vía San Gil - Cabrera, para que evalúen la situación.

Por su parte, desde San Gil la comunidad exige que no se vulneren sus derechos. Julio Flores, vecino de la variante y miembro de la veeduría, indicó “que el puente ya está muy cerca y ahora les quieren pegar el recorrido San Gil - Cabrera sin ningún tipo de concertación”.

Una de las acciones planteadas por el grupo de control ciudadano a la administración municipal es que el terreno sea entregado por un año y que luego sea regresado en las mismas condiciones, es decir, con árboles sembrados, precisó Flores.

Sin embargo, esto iría en contra de los planes iniciales que incluyen dejar la vía se forma permanente por el desvío.

Flores indicó que se planteó una alternativa de modificación y que esta no se ha tenido en cuenta.

Luis Medina Zambrano dijo que para evaluar todo lo que sucede con esta zona de cesión y sus implicaciones se pidió una reunión en el sitio, donde participen todas las partes.

Pocos avances

En la visita a la obra, los veedores confirmaron que es muy poco el avance que se evidencia después de más año y medio de trabajos.

Cumplidos 40 meses, que representan el 75% del tiempo previsto, los trabajos físicos no llegan ni al 10%, según los informes de la veeduría de la Cámara de Comercio de Bucaramanga.

La variante tiene un presupuesto de $183.000 millones.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete

Etiquetas

Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad