miércoles 16 de diciembre de 2009 - 10:00 AM

Piden solución a vertimientos de aguas negras al río Fonce

Los malos olores, la contaminación de flora y fauna y la aparición de algunos brotes en la piel de guías de rafting ocasionados al parecer por cuenta del vertimiento de aguas residuales al río Fonce, coparon la paciencia de los empresarios turísticos de San Gil.

Por eso ayer, en una reunión adelantada en el parque natural El Gallineral, varios operadores se pusieron de acuerdo para exigirle una vez más a la Corporación Autónoma Regional de Santander, CAS, se den soluciones concretas al vertimiento de aguas residuales que existe a la altura del Club Campestre de San Gil. Como se recuerda, es a ese sector a donde están desembocando las aguas negras de barrios como la Playa, José Antonio Galán y Torres del Castillo como consecuencia de los trabajos adelantados para la instalación de los interceptores de la PTAR de San Gil.

Si bien la CAS ya ha manifestado que se trata de una solución 'provisional' mientras se adquiere un lote para hacer un desvío de la tubería en el sector de la Arenera, los operadores aseguran que ya llevan con esta problemática desde hace siete meses.

'Estamos hablando de un vertimiento que antes no existía y que ahora afecta a todo el municipio… los olores son insoportables y además si bien los guías de rafting hacen todo lo posible para distraer la mirada de los turistas cuando pasan por el lugar, el ruido y la cantidad de agua que causa esa cascada de aguas negras, hacen imposible que la misma no sea percibida', señaló Cristian Torres, guía de canotaje y miembro del Consejo Municipal de Turismo.

Agregó que desde el inicio de la obra, la CAS señaló que dicho vertimiento sería exclusivo para aguas lluvias, cosa que no fue así por un problema técnico. 'Ahora tenemos un caño que atenta contra el ambiente y la salud de los turistas'.

Por eso lo que exigen los empresarios es una solución a este problema que igualmente se presenta en el parque natural El Gallineral, en donde pese a una solución provisional, aún confluyen aguas negras de los sectores de Bella Isla, Ragonessi y altos del Gallineral a la quebrada Curití.

La próxima reunión será mañana, en donde los empresarios esperan escuchar una solución por parte de la CAS.


Que ha dicho la Cas

El ingeniero Oscar Román Becerra, supervisor de la CAS, ha señalado que el vertimiento de aguas negras al Fonce a la altura del Club Campestre obedece al taponamiento de una tubería que obligó a la utilización del alivio de ese sector.

'Se trata de una tubería antigua que colapsó y que saldrá en funcionamiento una vez se instale todo el sistema de colectores, pero por un tiempo prudencial el vertimiento continuará hasta que no se pueda destapar la tubería o hasta que se construya un nuevo alivio'.

Aclaró que se adelantan conversaciones con el dueño de un predio ubicado en el sector de la Arenera en donde podría instalarse una tubería que acabaría con esa problemática.

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad