viernes 20 de mayo de 2022 - 12:00 AM

Productoras sangileñas lideran proyectos de invernaderos

El programa ‘Reactívate Santander’ es liderado por la Universidad Autónoma de Bucaramanga y financiado con recursos del Sistema General de Regalías.

Las mujeres productoras del agro sangileño siguen impulsando proyectos innovadores a mediano y largo plazo, que tienen como principal característica apostarle a los cultivos orgánicos, eliminando el uso de químicos dentro de los procesos de las cosechas.

Un ejemplo de estos procesos es que que adelantan las integrantes de las asociaciones del Alto del Encinal y de Prodesarrollo Rural de las veredas Cañaveral Alto y Bajo, conocida como Asofarul. Estas dos organizaciones vienen adelantando la construcción de invernaderos con recursos del programa ‘Reactívate Santander’ que adelanta la Universidad Autónoma de Bucaramanga, con recursos del Sistema Nacional de Regalías.

Tras la última visita de inspección, Rafael Acosta Wandurraga, secretario de Desarrollo Económico y Social, dijo que la evolución es muy satisfactoria porque uno de los invernaderos ya fue terminado y el otro está en un 80% de avance.

El funcionario destacó la importancia que tienen los invernaderos para el desarrollo de los proyectos rurales, especialmente porque están dotados con sistemas de riego con recolección de aguas lluvias y uno con paneles solares, ajustándose a la necesidad de adoptar medidas productivas que van en línea con las necesidades que exige el cambio climático.

Acosta indicó que este año desde su despacho se volverá a apoyar y gestionar los proyectos rurales que deseen buscar recursos de ‘Reactívate Santander’, para lo que se está citando justamente a una reunión el próximo 6 de junio a las 8:00 de la mañana en la cultura Luis Roncancio de San Gil.

La idea de las autoridades es seguir fortaleciendo los proyectos rurales, especialmente los asociativos.

Aloe vera y hortalizas

El invernadero que ya está terminado en su estructura es el del proyecto para la instalación de un cultivo de sábila para la producción del aloe vera. María Leonor Ortiz, representante de Asofarul, indicó que inicialmente en este proyecto están seis mujeres de la organización, pero la idea es que al final se convierta en una alternativa para los 19 integrantes.

En la segunda fase que está próxima a iniciar se tendrá que hacer un análisis y adecuación de los suelos para hacer la siembra del material vegetal. Ortiz dijo que falta la adecuación del sistema de riego con aguas lluvias.

“Los 20 millones que recibimos toca hacerlos rendir”, dijo la productora, especificando que con estos recursos también se tiene proyectado comprar parte de los insumos requeridos.

Desde el momento de siembra, las cultivadoras deberán esperar dos años hasta que la planta pueda ser usada. “Vamos a sacar los cristales para venderlos y más adelantes esperamos hacer la trasformación del aloe vera en productos como cremas”, dijo.

Ortiz recordó que en este proceso no se usarán químicos y será un cultivo totalmente orgánico.

Al proyecto de ‘creación de huertas orgánicas con captación de aguas lluvias’ le restarían pocas semanas para la culminación del invernadero. Las mujeres del Alto del Encinal buscan además enfrentar problemas relacionados con la escasez de agua, cada vez más notoria por la fortaleza de los veranos.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete

Etiquetas

Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad