domingo 17 de enero de 2021 - 12:00 AM

Recomendaciones del departamento a la Variante de San Gil

La visita a modo relámpago de la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez al proyecto de la Variante de San Gil no dejó grandes cosas, más allá de las fotos con los alcaldes locales, el Gobernador de Santander, Mauricio Aguilar, y el director territorial del Invías, Édgar Rojas.
Escuchar este artículo

Sin embargo, en el fugaz evento, durante las cortas palabras de recibimiento, Aguilar llamó la atención de todos cuando pidió al Invías comprometerse con la posible adición presupuestal cercana a los $100.000 millones que se necesitarían para culminar el proyecto y que lo dejaría con un costo final superior a los $280.000 millones.

El tema, del que el Invías y la empresa contratista han guardado silencio durante todo el tiempo, viene siendo denunciado constantemente por el alcalde de San Gil, Hermes Ortiz Rodríguez, que en repetidas ocasiones ha dicho que los recursos existentes no alcanzarán, entre otras cosas, por la compra de predios en donde se tendría que invertir mucho más de lo previsto.

Sobre esto se conoce que no hay un estudio ni una petición formal (es decir en documentos) sobre la adición presupuestal, pero es muy probable que se requiera, dijo el René Rodríguez Cancino, secretario de Infraestructura de Santander.

La adición presupuestal no es la única petición que la Gobernación de Santander viene haciendo al Invías y Concay SA y que hasta ahora al parecer no han tenido eco.

“Esta variante, que sin duda ha tenido situaciones frente al licenciamiento ambiental y la gestión predial, ha tenido retrasos. Vemos el dinamismo de esta obra de gran magnitud, pero tengo tres inquietudes que pudiesen corregirse y que hemos puesto desde el inicio del mandato”, dijo el gobernador Aguilar.

El vocero de infraestructura departamental indicó que de hacerse alguna modificación al proyecto este sería el momento ideal para no generar traumatismos.

Cuatro puntos
1.
Una de las necesidades que ve el ente departamental es que las personas que vengan de Cabrera a San Gil puedan tener acceso a la vía sin necesidad de tener que ir hasta San Gil, porque como quedó establecido el cruce no lo podrán hacer. De esta forma, también los vehículos de carga que toman la vía a Cabrera para llevar basuras y materiales también podrían usar la variante.
2.
Una de forma de recortar costos y simplificar el acceso a la vía sería facilitando el acceso en el cruce con la vía a Barichara y para eso la recomendación es construir una glorieta amplia, similar a la de Piedecuesta. Al igual, piden una glorieta viniendo del aeropuerto.
3.
Para facilitar el acceso en los cruces con la vía nacional llegando de Bucaramanga y saliendo hacia Bogotá, la petición es evitar los cruces a la izquierda y para ello se puede hacer en dos niveles con un intercambiador.
4.
La última y no menos importante tiene que ver con la problemática del mantenimiento de la vía entre San Gil y Cabrera que ha generado serias diferencias entre las comunidades de las veredas afectadas y la administración municipal con la empresa constructora Concay SA, por la aparente falta de interés de esta última en ayudar a tener el trayecto vial en buen estado.
En este renglón, la Gobernación de Santander, de parte de la comunidad, asegura también que la empresa debe comprometerse con el mantenimiento constante, además de entregarla en igual o mejores condiciones de cuando inició el proyecto.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad