viernes 17 de junio de 2022 - 12:00 AM

Rectores de colegios buscan herramientas contra el bullying

Los retos de los colegios públicos y privados son cada día más grandes, así lo entienden los directivos de las instituciones educativas de San Gil, quienes solicitaron al Ministerio de Educación una asesoría para la formulación de los manuales de convivencia, documentos que sirven como hoja de ruta interna para el actuar de los establecimientos ante cada una de las problemáticas.

Durante una capacitación recibida, William Ortiz Suárez, rector de La Esperanza, expresó precisamente que el bulllying representa en la actualidad una de las situaciones más difíciles de tratar, por lo que es necesario adaptar los manuales de convivencia a la normatividad existente.

Graciela Pereira de Gómez, rectora del Colegio Santa Cruz de la Nueva Baeza, explicó que a pesar de tener unas lineamientos y protocolos establecidos a nivel nacional, tienen una serie de dudas muy importantes que se deben clarificar para hacer más eficientes la actuación de las instituciones.

La directiva recordó que en la actualidad los planteles educativas están asumiendo responsabilidades muy altas y de ahí la necesidad de tener todo muy claro.

En este sentido, Marta Cecilia Viviescas, rectora del colegio Luis Camacho Rueda, dijo que solo haciendo los ajustes necesarios, entendiendo la autonomía que tiene cada colegio en la adecuación de sus lineamientos, podrán ser mucho más precisos para atender las situaciones de maltrato y otras que van en contra de la sana convivencia.

En el último año, tras el regreso a clases presenciales, en el municipio se han presentado casos de agresiones y amenazas en diferentes instituciones educativas, obligando a la intervención de las autoridades municipales y policivas.

Otras propuestas

Mercedes Ardila Gómez, rectora del Liceo Rafael Pombo, dijo que teniendo en cuenta que la norma nacional de los manuelas de convivencia es la misma para los colegios públicos y privados se podría empezar a trabajar en un documento base que sirva para todos en el municipio.

Sin embargo, Viviescas aclaró que no es tan sencillo porque cada institución tiene contextos diferentes y el manual de convivencia debe atender a las necesidades y realidades del diagnóstico institucional.

Por su parte, Pereira dijo que es primordial crear una red de rectores, de tal forma que entre todos se preparen estrategias que ayuden a mitigar los riesgos a los que están expuestos los estudiantes.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad