jueves 10 de junio de 2021 - 12:00 AM

San Gil estrenará estratificación urbana en 2022

Es probable que como resultado de este proceso cientos de viviendas en el municipio sufran una modificación del estrato en el que se encuentran. El proyecto está a la mitad del camino, según explicó Andrés Cárdenas, secretario de Planeación del municipio.
Escuchar este artículo

La implementación del nuevo sistema de estratificación de San Gil avanza y los residentes deben prepararse para cambios que, de acuerdo con el cronograma planteado, se harán vigentes desde el 2022.

Es probable que como resultado de este proceso cientos de viviendas en el municipio sufran una modificación del estrato en el que se encuentran.

El proyecto está, se puede decir, que a la mitad del camino, según explicó Andrés Cárdenas, secretario de Planeación del municipio. “Estamos en la fase 2”, aseguró. Es decir, que en este momento la empresa contratista del proyecto avanza en la caracterización urbana, que se hace por manzanas, mirando especificaciones como tipos de vivienda, estado de las vías de acceso, servicios e infraestructura en general.

Toda esa información será incluida a un software desarrollado en el país por el Departamento Nacional de Planeación, DNP. Luego será evaluada por la entidad nacional que aprobará o sugerirá modificaciones.

Cuando este proceso termine la nueva estratificación será presentada al Concejo municipal para su aprobación.

El plazo de ejecución del contrato es de nueve meses, fue firmado en diciembre del año pasado, con una inversión de $170 millones.

¿Qué se busca?

Hermes Ortiz Rodríguez, alcalde de San Gil, explicó que el proyecto se ajusta a la normativa nacional y, entre algunos de los alcances, hará que la estratificación deje de hacerse por homologación, es decir que no todos los bienes de un barrio serán del mismo estrato.

Con la aplicación del concepto de tipicidad, algunas viviendas o conjuntos residenciales podrán recibir una valoración mayor o menor a la del sector en el que se encuentran.

El principal objetivo de la administración es lograr depurar las listas de personas que reciben subsidios de servicios públicos del municipio. En el caso de agua, en Acuasan figuran cerca de 6.000 usuarios beneficiarios y en los de Planeación Municipal 4.000, el desfase de 2.000 usuarios genera gastos cercanos a los $400 millones.

La nueva información permitirá aterrizar estos listados y ver realmente quienes deben recibir dichos subsidios, señaló el mandatario.

Otro impacto que generaría el proceso se daría en el sector de construcción y venta de viviendas. Empresarios del sector expresaron que las modificaciones en sectores pueden afectar los desarrollos urbanísticos, las valoraciones de los inmuebles y el precio de las construcciones, por eso estarán muy atentos a los resultados del proyecto.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad