viernes 28 de febrero de 2020 - 12:00 AM

San Gil necesita con urgencia otra vía y el aeropuerto

Lo que queda claro con esta problemática es que la ‘Capital Turística de Santander’ no puede depender de una sola vía para conectarse con el resto del país. Por eso, para los líderes y voceros sangileños, es indispensable aprovechar esta emergencia para empezar a gestionar soluciones.
Escuchar este artículo

Tener todos los huevos en una misma canasta no es recomendable, así como tampoco tener una sola vía en buen estado para conectarse con la capital del departamento. Eso, más que nunca, lo entienden los sangileños, que ayer con preocupación murmuraban sobre el impacto que generaba el cierre de la vía a Bucaramanga, que hasta ahora no se sabe cuánto durará.

Es difícil en dos días hablar de pérdidas, pero es imposible negarlas. La primera y, quizás, una de las más evidentes es la Cotrasangil, la empresa de transporte con ADN sangileño, que cada día deja de vender $30 millones aproximadamente en tiquetes y lo más importante, de movilizar cerca de 1.500 personas entre las dos poblaciones.

Le puede interesar: Estas son las maneras de viajar a San Gil y Bogotá tras el cierre indefinido de la Vía Curos.

“Hoy enviamos dos busetas por Zapatoca, pero es más por ayudar a la gente porque son siete horas de viaje”, dijo Néstor Adarme, gerente de la empresa. El pasaje pasó de $20.000 a $45.000 pero es que, como explicó el vocero, el recorrido es de siete horas y parte del mismo por carretera en mal estado.

Movilizarse en esta condición resulta casi que imposible y solo se hace por necesidad. Por eso este recorrido estuvo colapsado en parte del día. Así lo pudo constatar David Díaz, que en su carro particular salió desde Bucaramanga a las 7:00 de la mañana y llegó a su destino en San Gil casi a las 2:00 de la tarde. En su viaje, que sufrió una parada obligatoria en Zapatoca porque no había paso, se encontró con conductores que estaban desde las 4:00 de la mañana en carretera, pero que como él debieron esperar un buen tiempo en la ‘Ciudad del Clima de Seda’.

La otra opción para llegar a Bucaramanga es usar los vuelos en avioneta que tiene Cotrasangil, que cuestan $280.000 y tienen capacidad para tres personas. Adarme explicó que durante los dos días de cierre se hicieron 4 vuelos hacia la capital de Santander, con la característica de que dichas avionetas salían desocupadas desde Bucaramanga, sin pasajeros.

No hay pasajes a Bogotá

Uno de los coletazos del desastre natural de la avalancha en Piedecuesta es que al terminal de transporte terrestre de San Gil dejaron de llegar buses desde Bogotá y, por supuesto, tampoco hay vehículos hacia la capital del país.

La opción es viajar hasta Barbosa y desde ahí hacer trasbordo hasta Tunja o Bogotá, toda una odisea. “No sé qué le pasa a las empresas de transporte”, dijo Horacio Castellanos, presidente de Agasturin, gremio que congrega a hoteles y restaurantes de la provincia guanentina.

La soledad es evidente, eso lo sienten también los comerciantes dedicados a la venta de alimentos, bebidas y recuerdos ubicados en el lugar.

Lea también:Cierre de la vía Curos-Pescadero generó aumento en los precios de la canasta familiar.

Turistas y comercio en el Limbo

Mientras empresarios del turismo nacional e internacional se reúnen en Bogotá en la Vitrina Turística de Anato – el evento turístico más importante del país - en San Gil este gremio ve con tensa calma lo que está sucediendo.

Castellanos contó que un extranjero hospedado en su hotel al ver que no podía continuar su viaje hacia la Costa Atlántico prefirió devolverse a Bogotá, pero se encontró con qué tampoco había transporte directo.

“Esto que está pasando nos afecta, porque los turistas que vienen de la capital, especialmente los extranjeros que disfrutan su temporada de viajes, no van a venir (...) Algunos van a preferir tomar un vuelo desde Bogotá hasta Cartagena”, agregó el directivo gremial.

Además, los hoteles ya están recibiendo la cancelación de muchas reservaciones, destacó Delis Paola González Corzo, gerente de Fenalco, Sur de Santander. La vocera indicó que esta situación afecta el comercio en general, hay almacenes preocupados por la reducción de cliente y porque no saben si sus abastecimientos van a poder llegar.

Enfermos rumbo a la capital

Con la situación actual y teniendo a Bucaramanga como principal referente para la atención de los enfermos y accidentados que requieren servicios especializados, el cierre de la vía nacional representa algo de vida o muerte para muchos pacientes.

El miércoles, tras conocerse todo el desastre, el Hospital Manuela Beltrán del Socorro que es de tercer nivel, activó sus protocolos de contingencia para poder recibir a los usuarios que necesiten servicios especializados y sean remitidos desde San Gil o los pueblos cercanos.

Sin embargo, no todos los pacientes van a este destino. Carlos Ariza, jefe de Urgencias del Hospital de San Gil, destacó que algunos pacientes han sido trasladados a Bogotá porque algunas especialidades requeridas no las tiene el hospital del Socorro o porque la red de la EPS así lo decide.

Una crisis, una oportunidad

Lo que queda claro con esta problemática es que depender de una sola vía para conectarse con el resto del país es casi que un pecado mortal. Por eso, para los líderes y voceros sangileños, es indispensable aprovechar esto para empezar a gestionar soluciones.

Gonzalez, desde Fenalco, cree que está la posibilidad para unirse y buscar de forma conjunta que se mire la necesidad de mejorar la conectividad terrestre del municipio y empezar a aprovechar de verdad el Aeropuerto Los Pozos, donde aún se requieren inversiones para construir la torre de control.

Castellanos, en concordancia con Corzo en la importancia de otra vía, afirmó también que este es el momento para que el Gobierno ponga todo su aparato estatal al servicio de esta población, impulsando que empresas como Satena, conecten a San Gil con Bucaramanga y Bogotá.

El directivo de Agasturín dijo, además, que le preocupa el silencio de las autoridades locales y departamentales, frente al impacto negativo que el cierre de la vía genera en la comunidad sangileña.

Así mismo, Adarme explicó que con otra carretera en buen estado, la situación que ahora se está viviendo no sería tan dramática.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad