viernes 22 de enero de 2021 - 12:00 AM

San Gil, Villanueva y Curití en alerta roja de incendios forestales

El Ideam estableció que en alerta naranja, es decir, con amenaza moderada de incendios en la cobertura vegetal, aparecen Cabrera, Barichara, Onzaga, Jordán y Pinchote.
Escuchar este artículo

El verano va tomando fuerza y las alertas por incendios forestales van en aumento en las provincias del sur de Santander. En las primeras semanas de 2021 se presentaron incidentes de esta naturaleza en San Gil, Suaita y Barichara, todos controlados a tiempo.

De acuerdo con el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, Ideam, encargado de emitir las alarmas de riesgo por factores meteorológicas y ambientales en el país, en la provincia Guanentina hay tres municipios en alerta roja: San Gil, Villanueva y Curití.

En estas poblaciones hay “amenaza alta de ocurrencia de incendios de la cobertura vegetal en zonas de bosques, cultivos y pastos, localizados en los siguientes municipios y sectores aledaños”, asegura el organismo.

En alerta naranja, es decir, con amenaza moderada de incendios en la cobertura vegetal, aparecen Cabrera, Barichara, Onzaga, Jordán y Pinchote.

En la Provincia Comunera, en donde hasta ahora no se emite ninguna alerta roja, están con amenaza naranja: Socorro, Simacota, Chima, Contratación, Guacamayo, Galán y Hato.

De ahí la preocupación, especialmente de los organismos de emergencia, por los conflagraciones que se puedan presentar durante las próximas semanas.

Medidas de prevención

Las altas temperaturas, los pastos secos, los fuertes vientos y la ausencia de lluvias por largos periodos son el escenario perfecto para los incendios, especialmente forestales. Sumado a esas condiciones se están una serie de factores que aumentan el riesgo de presencia de llamas.

Wilson Velásquez, comandante del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de San Gil, dijo que la principal recomendación es la de no hacer quemas en los campos, una actividad frecuente en los sectores rurales, prohibidas y que normalmente se salen de control.

“Está prohibido hacer el manejo de hojarascas, de desechos vegetales, de basuras, tirar las colillas de cigarrillos prendidas (...) la comunidad piensa que no pasa con nada, y es imprudente. No piensan en factores como el viento”, dijo el voluntario, hoy en cuarentena por COVID-19.

Velásquez dijo que en este tipo de casos lo importante es la prevención, porque de presentarse dos incendios forestales en el mismo momento en el municipio, es difícil que se puedan atender de forma idónea.

Raúl Delgado, coordinador del Comité de Riesgos y Desastres de Curití, invitó a la comunidad a hacer ahorro del agua en medio de la emergencia roja y a los agricultores para que no hagan los reportes oportuno de los incendios y eviten atenderlos directamente para evitar cualquier accidente.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad