viernes 20 de septiembre de 2019 - 12:00 AM

Sangileños se pusieron en el lugar de las personas con discapacidad

A través de ejercicios y experiencias, los estudiantes del colegio San Carlos se pusieron ‘en los zapatos’ de las personas en condición de discapacidad. Con esta actividad se buscó crear conciencia respecto al tema.
Escuchar este artículo

Los estudiantes del colegio San Carlos se pusieron en el lugar de las personas en condición de condición de discapacidad a través de varios ejercicios y experiencias. Entre las que se destacan pintar con la boca, repetir una frase en lenguaje de señas y modelar plastilina con los ojos vendados. Natalia Alexandra Torres, una estudiante, destacó que estas actividades en las que la gente “siente como hacen las cosas las personas en discapacidad, les ayudan a darse cuenta de lo que tienen y a valorar un poco más”.

Mariela Castro Oliveros, directora ejecutiva de la Federación de Discapacitados, Lidisander, explicó que con los cuatro estands que se trajeron a la institución se buscó “darle a conocer a los estudiantes sobre las discapacidades que existen y el talento intelectual, artístico y cultural que viene desde las personas que las tienen”. Asimismo, señaló que esta intervención hace parte de la celebración del XXII Festival Cultural de las Grandes Discapacidades que adelantan con el apoyo del Ministerio de Cultura.

Julián Forero Lancheros, quién tiene discapacidad visual debido a una enfermedad congénita, señaló que lo más importante de estos espacios es que los niños reconozcan a las personas con discapacidad y consideren lo que pueden hacer o realizar cuando las ven. También, que es fundamental que se siga manteniendo el respeto hacia todos.

Esta actividad que se llevó a cabo en la institución educativa se replicará en otros espacios. En el centro comercial El Puente el domingo y en Unisangil durante las próximas semanas.

Trabajo por seguir

La directora de Lidisander señaló que en cuanto a la adecuación de los espacios para las personas en condición de discapacidad y el reconocimiento de las mismas, todavía queda un largo camino por recorrer en el municipio. “Estamos en un 50%. Todavía no eliminamos los estereotipos o paradigmas hacia estas personas por el desconocmiento del tema. Los tratamos de pobresitos y les ofrecemos dinero, en lugar de darles la inclusión para que ellos se empoderen, se fortalezcan y puedan mostrar sus grandes ‘discapacidades’”.

La falta de accesibilidad es otra de las problemáticas que persisten en San Gil. Forero Lancheros mencionó que algunos espacios no son aptos, pues les faltan rampas y elementos que les faciliten el ingreso sin que tengan la necesidad de solicitar la ayuda de los transeúntes.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad