miércoles 29 de noviembre de 2023 - 5:00 AM

Santander, tierra de cóndores andinos

Los cóndores andinos son el tema central del encuentro internacional ‘La grandeza nos une’ que se inició en San Gil gracias a la unión de esfuerzos entre la CAS, la fundación Gaia y la Red Nacional para la Protección del Cóndor Andino.
Compartir

Los cielos de Santander están protegidos por enormes emplumados, capaces de volar hasta 400 kilómetros por día. Su presencia intimida pues alcanzan a medir hasta tres metros, no les gusta el contacto con los seres vivos y a pesar de su tamaño resultan inofensivos.

Los cóndores andinos son el tema central del encuentro internacional ‘La grandeza nos une’ que inició ayer en San Gil gracias a la unión de esfuerzos entre la Corporación Autónoma de Santander, CAS, la fundación Gaia y la Red Nacional para la Protección del Cóndor Andino, esta última creada hace dos años.

Puede leer: Impuesto a internet: lo que debe saber de la ley que aumentará las tarifas en plataformas de streaming

Durante la presentación del evento, Alexcevith Acosta Sánchez, director de la CAS y vocero de la red, dijo que la unión de expertos y la socialización de saberes de la doble jornada tiene como objetivos fundamentales lograr el establecimiento dela guía y el plan de acción para la elaboración de un censo para Latinoamérica que permita tener información real sobre la cantidad de esta especie en vía de extinción.

En Colombia, de acuerdo con el censo comunitario elaborado en 2021 en 84 puntos de observación se contabilizaron 63 ejemplares, 25 de ellos en Santander, con un factor fundamental y es que hay una gran población de ellos en edad joven, aseguró Francisco Ciri, biólogo vocero de la Fundación Neotropical, quien lleva más de 15 años dedicados a trabajar por esta especie.

Acosta explicó que es fundamental lograr obtener la información real de la población de cóndores en el continente, entendiendo que un día uno de estos enormes emplumados puede estar en Colombia y al otro en Ecuador.

Junto con el censo, la idea es conseguir hacer un seguimiento satelital a los animales y, además, establecer un trabajo conjunto con las autoridades (alcaldías y departamentos) en la protección de las fuentes hídricas, la disposición de residuos en las zonas de páramos, así como el vertimiento de cargas residuales en los caudales, buscando recuperar el ciclo del agua y que esta vuelva a los páramos en forma de lluvia para garantizar la vida de los ecosistemas.

Lea también: Estrenarán colegio en Ciénaga del Opón, Barrancabermeja

El evento contará con conferencistas de Colombia, Argentina, Perú, Ecuador y Chile, quienes se han dedicado por décadas a la investigación en toxicología, monitoreo, rescate y recuperación de ejemplares enfermos o agredidos.

Amenazas de los reyes de los cielos

Los cóndores de alimentan de carroña, es decir, de animales muertos. No atacan seres vivos, animales ni humanos, ese es uno de los mensajes directos de los expertos en el tema, por este motivo uno de los trabajos que se realizan desde la Red para la Protección del Cóndor Andino, con el acompañamiento de la CAS, las fundaciones y las organizaciones sociales es sensibilizar a la población que vive en o cerca de los páramos a no atentar contra su existencia.

Entérese: El hoyo natural más profundo de Colombia está en Santander

Al respecto, el director de la CAS recordó como tras la muerte de tres de estos animales en 2021 por envenenamiento de carne de carroña, se ha fortalecido este trabajo, logrando, por ejemplo, que en el páramo de Almorzadero las organizaciones campesinas empezaran a construir cercas naturales para evitar que sus animales lleguen a grandes alturas.

Evitar que las personas les disparen o atenten de cualquier forma contra la existencia de los cóndores es la tarea que a diario se realizan desde espacios como las fundaciones Parque Jaime Duque y Neotropical.

Ciri dijo que otras amenazas puntuales contra los gigantes de los cielos son la ampliación de las fronteras agrícolas en los páramos y la existencia de infraestructura de redes de energía de alta tensión en las zonas en donde suelen vivir.

Además: Emergencia en el aire: Avión de Avianca que cubría la ruta Madrid - Bogotá tuvo que aterrizar de emergencia en Portugal

Lo más importante de todo este trabajo que se está haciendo es que se constituye en la única forma de garantizar que en un par de generaciones el Cóndor Andino siga existiendo y no se convierta en otro animal que solo se puede ver en los libros, la pantalla de un dispositivo electrónico o el escudo nacional.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad