miércoles 08 de diciembre de 2021 - 12:00 AM

Problemas en el servicio de la EPS en San Gil

Los de Sanitas no son los únicos con problemas. Además de la espera, que en este caso sí es dentro de un edificio, los usuarios de la Nueva EPS que llegan hasta el dispensario de Disfarma sufren por la no entrega de los medicamentos.

A las 8:00 de la mañana Elías Hernández recibió el ficho 91. Una hora y media después esperaba sentado en el andén con algunas personas. Al frente, al otro lado de la calle, una decena de personas se aglomeraban frente a la puerta recibiendo el turno que les correspondía.

“Hoy no hay casi nadie, hay días en que usted viene y está la fila desde allá donde termina la cuadra. La otra vez que vine a hacer una pregunta me tocó el ficho 172 y pregunté en que ficho iban y me respondieron que en el 80. Imagínese para esperar aquí sentado en el andén que pasaran casi 100 puestos. (...) Salen allá, lo llaman a uno y por salir corriendo a uno lo puede coger un carro”.

La denuncia de Hernández es la misma que hacen otros usuarios de la oficina administrativa de Sanitas en San Gil, ubicada en la carrera 8 con calle 14, a donde tienen que acudir para solicitar aprobaciones y otros procedimientos.

Además de la incomodidad del sol, el agua y los demás factores climáticos que después de una hora son insoportables, Hernández hacía referencia a la vía normalmente transitada (carrera 8) que deben cruzar para poder llegar a la puerta en el momento en que los llamen.

Los de Sanitas no son los únicos con problemas. Además de la espera, que en este caso sí es dentro de un edificio, los usuarios de la Nueva EPS que llegan hasta el dispensario de Disfarma en donde lo más normal es que les digan que no les pueden dar lo formulado.

Luz Marina Hernández contó que hace más de un mes lleva reclamando un medicamento y siempre le dicen que ya no hay, que “lo tengo que cambiar y eso me lo tiene que hacer la doctora que está en Bucaramanga”.

Gerardo Torres Triana, presidente de la junta de usuarios de la Nueva EPS, señala que con la no entrega de medicamentos porque a todos les están diciendo “no hay, no hay, no hay, llevamos más de un mes con esta situación”

Luis Medina Zambrano, personero del municipio, manifestó su preocupación por todas las inconsistencias y falencias en el servicio que se está dando en la prestación del servicio de salud a los sangileños, cada vez más deficiente y las quejas más constantes.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete

Etiquetas

Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad