miércoles 22 de abril de 2020 - 12:00 AM

Sin turistas en Semana Santa, San Gil dejó de recibir más de $6.300 millones

La cifra podría ser mayor, puesto que no se tiene en cuenta el gasto que las familias sangileñas hacen durante esta temporada ni la inversión de los turistas que llegan al municipio de paso y se hospedan en los pueblos vecinos como Barichara, Valle de San José, Pinchote, Páramo y Villanueva.
Escuchar este artículo

Durante la Semana Santa de 2020, la economía sangileña dejó de recibir más de lo que la alcaldía de San Gil recaudó durante los dos primeros meses del año por cuenta del predial.

De acuerdo con un cálculo hecho por esta redacción, la capital turística de Santander habría dejado de mover $6.300 millones provenientes del turismo, una cifra que supera los $5.700 millones que la Secretaría de Hacienda recogió entre enero y febrero de este año por concepto del predial. La meta fiscal es de $7.023 millones.

Para hacer esta aproximación y teniendo en cuenta que no hay un estudio real sobre el turismo en la ciudad, se consultó información de diferentes actores como Agasturín, el Instituto de Cultura y Turismo, Situr, Unisangil y Fenalco Sur de Santander.

Según la información recogida, se estableció un promedio de gasto diario del turista en la capital santandereana de $150.000 y se proyectó una ocupación hotelera del 75%, teniendo como base que en San Gil los hoteles, hostales, fincas y demás hospedajes alcanzaron durante los años anteriores ocupaciones para las mismas temporadas que oscilaban entre el 70% y el 90%, este último solo en los días de mayor tráfico.

Además, se estima que en toda la cadena de hospedaje existente en la ciudad se pueden alojar cerca de 8.000 personas.

La cifra podría ser mayor, puesto que no se tiene en cuenta el gasto que las familias sangileñas hacen durante esta temporada ni la inversión de los turistas que llegan al municipio de paso y se hospedan en los pueblos vecinos como Barichara, Valle de San José, Pinchote, Páramo y Villanueva. Según Agasturin, en la provincia Guanentina funcionan 176 hoteles con 4.600 camas disponibles, muchas de ellas para dos personas.

El daño ya está hecho

Sergio Gutiérrez, deportista y propietario de Parapente Chicamocha, la empresa más grande de esta actividad en la región, aseveró que la temporada ‘santa’ es en la época del año donde más se mueven clientes por día, la diferencia es “que es muy corta, con relación a lo que sucede para el final y el inicio de año”, explicó.

Para Gutiérrez, como para Jairo Rincón Sánchez, este último propietario de Terrazas Hoteles Campestres, afirmó que las pérdidas son muy altas y seguirán aumentando, entendiendo que será muy difícil una reactivación del turismo, por lo menos en el mediano plazo.

Pronósticos poco alentadores

La situación de estos dos empresarios, que hoy tratan de buscar alternativas para cuando regresen los turistas, es apenas el termómetro de lo que pasa en la ciudad.

El panorama es mucho más complejo, si se tiene en cuenta que el 90% del comercio en San Gil relacionado con el turismo es de personas que tienen un contrato de arrendamiento y hoy, en su mayoría, no tienen como cumplir con el mismo, agrega Horacio Castellanos, presidente de Agasturin.

Edgar Alonso Vera Castellanos, economista y magister en Política Pública que trabaja como docente en Unisangil, aseguró que una de las consecuencias inmediatas es la desaceleración del empleo y con ello el nivel de ingresos de las familias. El experto explicó que San Gil tiene una tendencia similar a la nacional en cuanto al comportamiento del mercado laboral, por lo que es muy probable que se pase de informalidad promedio del 60% al 90% en unos meses.

En este panorama, pensando en que la crisis de la pandemia se supere en tres meses, Vera proyecta que la recuperación económica de la Capital Guanentina se empiece a dar en julio de 2021. Pero, para que esto se dé se necesita reactivar el empleo y en estos casos la única solución es que el “Gobierno invierta en obras de infraestructura”, que generen empleo y mejoren el nivel de gasto en los hogares, dijo este economista.

Urge un sistema de información
La directora del Instituto de Cultura y Turismo de San Gil, Lida Alexandra Forero Bernal, cree que el cálculo de los $6.300 millones no está alejado de la realidad, teniendo en cuenta que hay mucha informalidad y lo único que se conoce es que en la Cámara de Comercio de Bucaramanga hay 69 hoteles, 21 hostales y 10 apartamentos turísticos registrados.
La meta de Forero es levantar un sistema de información que permita caracterizar el sector y así poder tomar decisiones para el mejoramiento del mismo.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad