miércoles 06 de diciembre de 2023 - 6:35 PM

Terminó la espera para la entrega de dos colegios en Charalá

Las infraestructuras de los dos colegios fueron entregadas a las comunidades educativas esta semana por la Gobernación de Santander.
Compartir

Después de varios años de espera y tras sortear múltiples inconvenientes en los procesos constructivos, fueron entregadas por autoridades departamentales las nuevas sedes principales de los colegios Elena Santos Rosillo y José Antonio Galán de Charalá.

Con inversiones que superaron los $11.000 millones provenientes de arcas departamentales y nacionales a través del Fondo de Financiamiento de la Infraestructura Educativa, Ffie, las directivas de las instituciones recibieron las aulas que esperan poner en funcionamiento en el próximo año.

Lea también: Comunidad de Pinchote protestó por daños viales

En el caso del José Antonio Galán, el rector Mario Durán Cáceres, dijo que las 7 aulas incluidas dentro de la nueva obra servirán para que los niños de preescolar y primaria reciban las clases. Además, toda la comunidad educativa (410 alumnos, incluyendo los de secundaria) tienen una nueva aula múltiple y restaurante escolar para su uso.

El colegio, en donde se invirtieron más de $5.400 millones, fue la misma en donde en 2021, algunos contratistas desmontaron parte de su trabajo por las deudas que en su momento tenía el Ffie con ellos.

Durán dijo que ahora se cuenta con espacios suficientes y de calidad para el proceso educativo.

Le puede interesar: En Aratoca 55 familias rurales dejaron de vivir en la oscuridad

La entrega protocolizada por el gobernador Mauricio Aguilar también se hizo en el colegio Helena Santos Rosillo, en donde la infraestructura era esperada con urgencia, debido al mal estado de las otras dos sedes existentes en el casco urbano, las cuales quedaron casi que inutilizables tras la tormenta que azotó al municipio en octubre pasado y que también generó daños a la nueva sede.

La estructura que el colegio recibió a finales de 2022 estaba fuera de servicio porque faltaban obras de encerramiento y manejo de aguas lluvias.

La idea de la institución es pasar a los más de 600 alumnos – primaria y secundaria – a esta estructura en donde inicialmente se invirtieron cerca de $7.000 millones provenientes de las mismas entidades.

La nueva construcción cuenta con 25 salones, además de baterías de baños, aula múltiple y otros espacios. Gloria León Camelo, rectora del Helena Santos Rosillo, dijo a partir del próximo año las otras dos sedes se cerrarán y solo quedará funcionando la nueva.

Vea también: Lista la iluminación del parque El Gallineral

La directiva dijo que hay mucha satisfacción, especialmente porque hubo mucha rapidez por parte de las autoridades para reparar los daños que sufrió la infraestructura en la tormenta de octubre.

Los faltantes

Aunque resaltaron la importancia de las inversiones y de las dotaciones recibidas, las comunidades educativas están a las expectativas de que se les cumplan con algunos pendientes y aspectos por terminar de las obras entregadas.

En el caso del colegio José Antonio Galán hacen falta por atender el nivel de los pisos de algunos salones para que el agua no los inunde cuando llueve, asegurar canales de aguas lluvias, poner en funcionamiento el elevador y habilitar de nuevo la cancha deportiva que durante la construcción fue usada como campamento, explicaron miembros de esta comunidad educativa.

En el Helena Santos Rosillo se pide la construcción de una nueva cancha deportiva y la terminación del cerramiento lateral.

Noticias relacionadas:

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad