jueves 15 de abril de 2010 - 10:00 AM

Un muerto y un herido en accidente en la vía nacional

Nuevamente los motociclistas son protagonistas de accidentes fatales en la provincia de Guanentá, el más reciente caso cobró la vida de una joven de 20 años y el conductor de la motocicleta quedó herido.

El accidente se presentó a las 9:30 p.m. del pasado martes 13 de abril, sobre la vía que de San Gil  conduce a Bucaramanga, en el kilómetro 8 más  800.

Los dos jóvenes se movilizaban en una motocicleta Yamaha YBR 125 de placas ISC 80, conducida por Diomedes Díaz Gómez de 24 años, quien al parecer perdió el equilibrio y colapsó contra el pavimento.

En el  Hospital de San Gil, a donde fue trasladado, Díaz Gómez, aseguró que no recuerda nada del accidente y que sólo tiene conciencia de lo ocurrido después de despertar en la cama del centro médico.

Su compañera sentimental, Leidy Yazmin Aparicio Guevara de 20 años, murió al instante, tras sufrir un trauma craneoencefálico severo.

El cuerpo de la menor fue trasladado al municipio de Curití, en donde residía con su familia.

Según las autoridades, el accidente pudo haber sido causado porque el piso estaba húmedo, sumado al exceso de velocidad y al parecer al estado de ebriedad del conductor de la moto.


Un menor imprudente

El otro caso reportado, esta vez en el casco urbano de  San Gil, se reportó a las 7:30 p.m. del pasado martes, cuando un joven de 14 años conducía una motocicleta y envistió a un estudiante del Colegio San José de Guanentá, de 11 años, quien resultó con lesiones en el brazo derecho.

El menor de 14 años, no tenía permiso para conducir y al parecer excedió los niveles de velocidad a su paso por las instalaciones del Colegio San José de Guanentá, en donde ocurrieron los hechos, y en la hora en la que termina la jornada de la tarde.

La rectora de la institución educativa, Aurelia Quintero Quintero, dijo que en varias oportunidades advirtió a la policía de tránsito municipal, sobre el peligro vehicular frente a la institución educativa, por lo que solicitó un reductor de velocidad sin que se atendiera su solicitud.

Una vez conocido el hecho, la rectora pidió a las autoridades prestar mayor atención a la movilidad en el sector, antes de que ocurra un hecho lamentable, en el que se vean involucrados estudiantes o profesores de la institución.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad