miércoles 09 de noviembre de 2022 - 12:00 AM

Unión por el Caracol de la 13 en San Gil

Sin un sistema de alcantarillado, las brechas entre las piedras se deterioraron y el agua se filtra llegando hasta las viviendas.

Propietarios y residentes de la calle conocida como el Caracol de la 13 de San Gil están cansados y preocupados por las humedades que se profundizan en sus hogares por las filtraciones de agua que llegan desde el empedrado de la vía peatonal.

Por su ubicación geográfica y su forma particular, esta es una de las zonas más emblemáticas de la ‘Perla del Fonce’, llamada a ser un referente dentro de los atractivos turísticos urbanos del municipio, junto a su vecina, la del Caracol de la 12.

‘Cascadas’ del Caracol

El problema es que sus calles en piedra Tipo Barichara con caminos zigzagueantes se convierten en cascadas de agua cuando caen fuertes aguaceros y sin un sistema de alcantarillado, las brechas entre las piedras se deterioraron y el agua se filtra llegando hasta sus viviendas.

Y aunque la imagen del ver el agua bajando también se convierte en sí mismo en un espectáculo, para los propietarios es un problema que deben solucionar ante la falta de atención que durante años las autoridades han demostrado.

Carlos Hernández, vocero del sector y miembro de la Junta de Acción Comunal del barrio Cruz de la Séptima, expresó que por este motivo decidieron iniciar una recolección de recursos para mitigar este problema y hacer un embellecimiento del icónico recorrido.

La idea es brechar de nuevo toda la calle, toda la piedra. Ya cuentan con cemento y arena que fueron donados por la empresa de servicios públicos del municipio, Acuasan, les faltan otros materiales y contratar la mano de obra, precisó el representante de la comunidad.

Hernández dijo que había muchas casas con humedades, otras con grietas y en algunas ya les ha tocado reconstruir muros.

El problema es que las respuestas oficiales nunca son alentadoras. De acuerdo con la explicación obtenida por los habitantes, la calle no tiene sistema de recolección de aguas lluvias y hacerlo implicaría reconstruir el diseño de la calle, resultando en una inversión muy alta, además de las implicaciones que tiene cualquier cambio por tratarse de una calle que está dentro del Centro Histórico del municipio.

Piden apoyo

Para reunir fondos desde la calle 13 se están tocando las puertas de las empresas y de los habitantes del municipio. El recaudo se hace en la cuenta Nequi 3013716263 y los recursos serán manejados por la tesorería de la JAC, puntualizó Hernández.

La meta de recaudo es de $10 millones y va $1 millón, sumado a lo que aportarán los residentes de la calle.

Otras obras que ayudarían a mitigar el problema sería la construcción de alcantarillados para aguas lluvias en las zonas altas, especialmente en las carreras 6 y 7, que desde la JAC se vienen solicitando ante las autoridades municipales.

Otras acciones

Para los propietarios de la calle 13 también es urgente mejorar la iluminación en las horas nocturnas y la seguridad del sector.

Queda pendiente la petición que vienen haciendo a las empresas de comunicaciones y energía, porque en esa sola cuadra hay 9 postes, con redes extendidas en todas las direcciones que no dan una buena imagen.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad